El "proceso" encalla en la CUP y el PSOE comecuras

10 min

Felip Puig explota y quiere marcar "líneas rojas" a la CUP mientras al PSOE le sale la vena laica y pretende suprimir la religión hasta de los colegios religiosos

Pablo Planas
Martes, 20.10.2015 08:55
ABC:Pedro Sánchez: "Tengo legitimidad para tomar decisiones y la dirección debe apoyarlas"

El Mundo: El PSOE eliminará la religión en colegios públicos y privados

El País: El PSOE exigirá por ley que los partidos hagan primarias

La Razón: Lozano dejó UPyD media hora después de fichar por el PSOE

Ara: Recels a CDC per les negociacions amb la CUP

El Periódico: Mas deberá esperar

El Punt Avui: Carme Forcadell, presidenta del Parlament

La Vanguardia: El conseller Puig ve "líneas rojas" en el pacto con la CUP

Cinco Días: Plusmarca de las sicav

El Economista: Volkswagen afronta una multa de hasta seiscientos millones en España

Expansión: Linde rechaza fusiones entre bancos pequeños

El día se sirve con el pronóstico de que la investidura de Artur Mas, de producirse, deberá esperar a que pasen las elecciones generales, dos meses que en política son una eternidad. Entre tanto, Felip Puig, el consejero al que se le fugan en masa las empresas, va por ahí marcando líneas rojas como si aún tuviera tinta en el rotulador. El viernes se constituye el nuevo parlamento autonómico. Carme Forcadell será la presidenta de la cámara, recompensa obtenida por la comisaria lingüística tras sus años de agitación al frente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

En el tablero nacional todavía se escuchan los ecos del cara a cara entre Pablo Iglesias y Albert Rivera. El primero estuvo fatal, mal sin paliativos. Dicen los suyos que ha perdido frescura, como si en vez de un aspirante a líder político estuviéramos ante una lechuga de las de oreja de burro. Rivera no le dejó hablar, según los podemitas. Tampoco se han apagado los ecos del fichaje de Irene Lozano por el PSOE. Según La Razón, dejó el acta de UPyD media horas después de confirmar su pase al enemigo.

El partido de Sánchez ya tiene programa. Una selección de caviar para paladares exquisitos de izquierda sin reparos. Escribe Luis Ángel Sanz en El Mundo que a Sánchez le ha salido la vena laica: "El PSOE planteará en su programa electoral expulsar definitivamente la asignatura de Religión del horario lectivo de los colegios públicos, concertados y privados. Ni Felipe González en 14 años de gobierno ni José Luis Rodríguez Zapatero en siete se atrevieron a tanto. El objetivo del actual líder socialista, Pedro Sánchez, es "promover una escuela pública laica" donde no quepan las «enseñanzas confesionales». Es decir, ni siquiera los colegios privados católicos podrán dar religión en las aulas y en horario escolar. Sólo podrán hacerlo en forma de actividad extraescolar, como explicaron fuentes socialistas, "igual que la danza española o las actividades deportivas infantiles"".

Continúa el texto: "El borrador del programa del PSOE -que ayer fue revisado por la Comisión Permanente de la Ejecutiva- establece que el Gobierno deberá promover "las reformas del marco legal actual necesarias, así como de los acuerdos internacionales", para "promover una escuela pública laica donde no quepa la integración, ni en el currículum ni en el horario escolar, de enseñanzas confesionales". Esto implica la denuncia del Concordato que tiene España con el Vaticano y que cuenta con rango de acuerdo internacional. La intención del Partido Socialista es romper este acuerdo al máximo nivel, ya que en el capítulo de laicidad propone "denunciar" estos acuerdos.Si el PSOE lleva a la práctica sus promesas, la Religión dejará de darse en clase en España y no será evaluable como asignatura para calcular la nota media, para obtener becas o para acceder a la universidad".

Muy efectivo, eliminar la religión de los colegios, cosa de la que se habla en los bares, en el Metro y en todos los lados. Petición unánime de la parroquia, una gran demanda popular. En España, lo que hace falta no es trabajo sino sacar a los curillas de los colegios. Perfecto.

En el frente del noreste las cosas no van bien para Mas. Ayer, Dolores Agenjo, la directora de instituto que se negó a abrir para el 9N, le puso las cosas muy difíciles a la defensa de Mas, Rigau y Ortega. Hubo presiones, amenazas, órdenes e instrucciones. Jordi Pina, el abogado de Millet, Montull y Rigau estaba desolado y balbuceaba a la salida del TSJC que no puede valer más el testimonio de una profesora que el del "president" en la determinante cuestión de si se procesa a Mas. Claro que sí Pina, cómo va a ser lo mismo una mujer que acude a declarar con su abogado y unos amigos que la fascistada del 15 pasado con Mas de caudillo.

En el Ara y sobre el pacto entre Juntos por el sí y la CUP escriben la última hora O. March y À. Font Manté. La cosa está chunga: "L’hermetisme és la tònica general en les negociacions entre Junts pel Sí i la CUP. Aquesta actitud ocupa, de fet, el primer graó de les prioritats d’unes converses que marcaran la nova legislatura. La manera de fer discreta, però, no evita que la remor interna que existeix a Convergència sobre les negociacions amb l’esquerra independentista acabi sortint a la superfície". Siguen: "L’encarregat d’aixecar la veu va ser el veterà Felip Puig, conseller d’Empresa i Ocupació en funcions, que va aprofitar una jornada organitzada per l’escola de negocis Esade a Sant Fruitós de Bages per avisar que veu improbable “pactar un model de governança amb la CUP”. “No estem en condicions d’acceptar segons quins dels seus plantejaments”, va defensar Puig, que té molts números de no formar part de l’executiu que ja dissenyen CDC i ERC a l’espera de l’acord amb l’esquerra alternativa".

El que faltaba: "Puig es va encarregar de verbalitzar les inquietuds que, des de la nit del 27-S, apareixen en sectors de Convergència. “Dependre de la CUP pot fer que hi hagi eleccions al març, i que el sobiranisme en surti debilitat”, assenyalava pocs dies després de la cita amb les urnes un alt dirigent consultat per l’ARA. L’esquerra independentista, liderada per Antonio Baños als comicis, havia deixat clar en campanya que no volia investir Artur Mas com a president de la Generalitat, i això havia disparat les alarmes al quarter general de CDC. “Seran els culpables de fer descarrilar el procés, si són tan maximalistes”, apuntava l’endemà de les eleccions un membre de la cúpula del partit.“Sóc dels que diuen que nosaltres [Convergència] hauríem de marcar també les nostres línies vermelles. No parlo del president Mas, també parlo d’altres coses. O accepten aquestes línies vermelles o no estarem junts”, va determinar Puig des de Sant Fruitós del Bages".

Comienza a cundir el pesimismo. En El Punt Avui lo deja patente Vicent Sanchis: "Les quatre comissions de Junts pel Sí i la CUP continuen, amb discreció i en silenci, el llarg camí cap a l'acord. Recordem-ho: no parlen del qui, sinó del què i del quan. És a dir, intenten articular un acord de mínims que permeti desbloquejar la situació i no haver de tornar a convocar eleccions. Un acord difícil, ateses les grans diferències que separen, sobretot, la mateixa CUP de Convergència Democràtica. L'esquerra rupturista va posar damunt la taula l'altre dia un bloc de trenta mesures contra l'exclusió social i deu privatitzacions que el nou govern s'hauria d'embeinar per aquietar-los. Però com es paga tot això? Si es combinen aquestes exigències amb un calendari de “desobediències”, els ingressos de la Generalitat seran més insegurs que l'acta de diputat de Duran i Lleida. Per acabar d'arredonir les incerteses, els portaveus de la CUP mantenen el vet en el qui. Passen els dies i les reunions secretes, però no les posicions prèvies".

Para cerrar, la destilación biliosa de la columnista jefa de La Vanguardia, doña Pilar Rahola, que hoy nos ofrece una de alubias contra España a cuenta de los toros. Dice así: "Incluso así, qué cutrez de fiesta!, qué imagen de país retrógrado y primitivo!, qué España de boina y pandereta, que alimenta los tópicos más soeces del viejo franquismo! Si la cuestión animalista es evidente, esta otra, la que sitúa el debate taurino en el tablero de la imagen, resulta igualmente grotesca. En este sentido, la última idea que ha surgido del cerebro privilegiado de la Moncloa lo dice todo, y todo es muy patético: ciertamente, este territorio político debería declararse planeta sin vida inteligente".

Sigue: "La cosa va de poner una asignatura de tauromaquia en la FP, con la idea de que los jóvenes estudiantes puedan ser banderilleros, picadores, toreros de novillos y Jesulines de tres al cuarto, no se sabe si con Belenes y Andreítas incorporadas. Deben de ser los herederos de aquella frase de Machado que aseguraba que, "en España, de cada diez, uno piensa y nueve embisten". Dada la hilaridad cósmica que la idea ha despertado en la canallesca de las redes sociales, muy dada a la broma descarnada, el debate sólo puede situarse en el terreno del esperpento, y quizás no tenga otro recorrido que el del ridículo momentáneo. Pero no deja de ser muy cansino que aquellos que se otorgan el título de guardianes de la esencia española, y nos dan con la bandera en el cogote diariamente, sean gentes tan poco elaboradas y tan cutres. Pobre España, en manos de estos defensores".

Pobre Rahola, que dice que le dan con el pico de la bandera. Pues será la estelada señora porque aquí no hay otra.

20 de octubre, santoral: Adelina, Aderaldo de Troyes, Andrés Calibita, Artemio, Aurora, Caprasio de Agen, Honorio abad, Irene de Tancor.

Comentar