El subdelegado sospechoso de amañar papeles para la mafia rusa

La Fiscalía Anticorrupción pide la reapertura del caso que implica a Eduard Planells y al capo Micky Tetruashvili por emitir premisos de trabajo y residencia falsos

2 min
Eduard Planells fue subdelegado del Gobierno en Cataluña.
Carlos Quílez
Miércoles, 21.10.2015 00:00

“El señor Planells dio un trato arbitrario e injustificado a favor del imputado Malchas Micky Tetruashvili, aleccionando a funcionarios que eran sus subordinados para que tramitaran favorablemente y/o con una preferencia que nos les correspondía diversos expedientes presentados en nombre de empresas propiedad del señor Tetruashvili, y requiriendo a funcionarios, también subordinados, para que tramitaran determinados expedientes según la conveniencia y directrices del dicho señor Planells”.

Este es uno de los pasajes del recurso de apelación que ha presentado la Fiscalía Anticorrupción contra el auto de sobreseimiento de la causa que el juzgado de instrucción número de 3 ha seguido durante más de seis años contra el que fuera subdelegado del Gobierno en Cataluña, Eduard Planells, cargo que ostentó dursante el mandato de Joan Rangel.

La fiscalía pide la reapertura del caso e insiste en sentar en el banquillo de los acusados a Planells y al considerado capo mafioso georgiano Malchas Micky Tetruashvili contra los que reitera su imputación de prevaricación, tráfico de influencias y falsedad.

Decenas de expedientes amañados

La fiscalía insiste en que existen decenas de expedientes de regularización de extranjeros amañados a instancias y por orden de Planells. La mayoría son empleados o personas del círculo de amistades de Tetruashvili. Según la fiscalía, Planells era una pieza significativa de un entramado que se dedicaba a ayudar a personas próximas al presunto mafioso.

En uno de los registros llevados a cabo por la policía en el marco de la operación Avispa contra la mafia georgiana que se desarrolló en Barcelona en el año 2005, apareció un documento firmado por Eduardo Planells con membrete de la delegación del gobierno en Catalunya en el que constaba que se hacia entrega del mismo a Micky Tetruashvili.

El aval del subdelegado

Ese documento venía acreditar que “del primer análisis de las solicitudes --de trabajo y residencia--, se dice que en todos los casos responden a una necesidad real”. Las solicitudes habían sido formuladas por una supuesta ONG, llamada OPAC, de la que es titular Tetruashvili. Este presunto capo mafioso fue detenido por la policía en el marco de esa operación antimafia.

El “capo de capi” del grupo (Vor Zakonen, en el argot mafioso ruso), Tariel Oniani, logró huir poco antes de que la policía irrumpiese en su casa. Según fuentes de la fiscalía, existe el convencimiento de que alguien, conocedor de la operación policial en ciernes, le dio el aviso para frustrar su detención.