Florentino Pérez, el gallo del corral hispano

Florentino y ACS. Real Madrid y Florentino. Construcciones y fútbol. Por encima de todo, negocio, cuentas, dinero y poder. Ese es el objetivo de Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid.

7 min
Florentino Pérez, de concejal a gallo del corral hispano
Eladio del Prado
Sábado, 24.10.2015 20:20

Ser presidente de ACS fue todo un logro. Ser presidente del Real Madrid es la coronación del ego de este empresario atípico español. Ya no se puede aspirar a más. Pero cuando lo ha conseguido todo y podría disfrutar de su fortuna y su Real Madrid, él sigue al pie y al frente de todos y cada uno de los negocios. Bien provengan por vía empresarial bien provengan por vía futbolera, que para eso está ahí. Para hacer negocios con el fútbol.

Y si luego el Real Madrid gana... es conseguir el súmmum, el éxtasis. Pero que nadie se equivoque, lo primero son los negocios, todo supeditado a los negocios, incluido el fútbol.

La TV, regalo de Rajoy

El Gobierno tenía que repartir seis licencias de televisión. Quedaban tres meses para las elecciones. No importa, el Gobierno hace lo que quiere.

Como no podía ser de otra forma, el reparto se advierte, como mínimo, sospechoso. Y el gran ganador del reparto es... Florentino Pérez, atrincherado en el palco del Santiago Bernabéu y sin experiencia previa en televisión. El presidente de ACS verá al fin cumplido su sueño y Real Madrid Televisión se verá en todo el país. El presidente blanco, tan obsesionado con los medios de comunicación, tendrá un canal nacional afín para propagar la palabra merengue. Rajoy premia así a uno de los empresarios con más poder del país, que sin embargo se rodea de periodistas de la camarilla personal de Zapatero para que le asesoren.

Es el caso de Antonio García Ferreras, director de comunicación en la primera etapa de Pérez como presidente del Real Madrid, Luis Fernández, presidente de RTVE con José Luis Rodríguez Zapatero y actual embajador del club blanco en China, y Antonio Galeano, actual dircom blanco y ex jefe de deportes de La Sexta.

Luis Fernández siempre ha merodeado alrededor de la 'Casa Blanca'. Hasta convertirse en su ‘embajador’. Hoy es el embajador del Real Madrid en China como director de la escuela deportiva en el gigante asiático. ¿Y qué tiene que ver Florentino Pérez en estos rollos de comunicación? Muchas cosas. La primera es que Antonio García Ferreras es su cuate desde hace tres lustros, hecho público y notorio desde que Florentino convirtió al marido de Ana Pastor en director de Comunicación del club merengue. Desde entonces son inseparables y, seguramente, este hecho provocó la caída de Ramón Calderón de la presidencia blanca; ya saben que tras denuncias del Marca, tutelado por aquel entonces por Eduardo Inda y Pedrojota, de Telecinco, ya que Paolo Vasile es amigo del palco blanco con el 'ser superior' y con Abellán, que hoy reniega de Pérez, y Ferreras desde el libro 'Asalto al Real Madrid'.

ACS

ACS, (Actividades de Construcciones y Servicios, S.A.), está en todos los proyectos, sigue creciendo. Y es una de las compañías que mejor retribuciones da. Que lo digan sus consejeros, que son los mejor pagados de España, doblando a los demás. Sus pagos superan los 2,5 millones de euros en dietas a sus consejeros. De récord. Como récord es que este verano haya comprado otro 5,84% del capital social de la empresa alemana Hochtief AG. Más de cuatro millones de acciones al precio de 77 euros por acción hace que el Grupo ACS posea 46.118.122 acciones, es decir el 66,54% de su capital social.

En Alemania Florentino tiene echadas raíces y amigos con poder, como el madridista García Sanz, el español más poderoso del Grupo Volkswagen (VW), aunque sus momentos actuales son unpoco complicados. Este hombre, amigo del presidente de de ACS, Florentino Pérez, es el hombre clave para garantizar lo que en estos momentos es el principal dolor de cabeza del Gobierno español: que VW y Seat mantengan sus 4.200 millones de inversión y el futuro de las plantas españolas.

Como su buen amigo Florentino Pérez, preside el club de futbol de la ciudad de Wolfsburg, sede mundial del grupo alemán. ¿Y quién es el accionista del Wlf Wolfburgo? Pues VW, que posee el 100% de las acciones. El que el presidente del club, totalmente profesionalizado, sea un español y no un alemán, refleja el enorme peso específico de García Sanz dentro de la multinacional germana.

García Sanz ejerce de presidente de esta entidad deportiva desde 2009. Y como madridista irredento ha tenido incluso la satisfacción de ganarle la Supercopa alemana al Bayern de Pep Guardiola el pasado mes de agosto.

Cuando viaja a Madrid, García Sanz come a veces con Florentino Pérez, tan afines en lo deportivo como alejadas están sus carreras profesionales. Así que, por ironías del destino, tal vez será el presidente de ACS el primero que sepa si al final VW cumple sus compromisos de inversión con España.

La desaladora de Murcia

Pero no todo son éxitos. El Castor fue un pequeño percance, pero no mucho, como veremos. Ahora tiene un pequeño percance en Murcia donde los partidos políticos, los nuevos, Podemos y Ciudadanos tratan de evitar que ACS cobre 600 millones por una desoladora que construyó y no es nada rentable. La empresa de Florentino tiene una cláusula para indemnizarle en caso de rescisión de contrato. Los dineros siempre bien atados. Murcia encargó a ACS la construcción de una desaladora en los años del boom económico. Su coste inicial era de 127 millones de euros, pero el grupo que preside Florentino Pérez la construyó finalmente por 400 millones de euros, un 215% más de lo presupuestado.

Han pasado los años y la planta no es rentable, así que ACS ha exigido al gobierno murciano el pago de unos 600 millones de euros por el valor total (construcción -400- más lucro cesante -200-) de la desaladora, en virtud de una cláusula firmada con el anterior ejecutivo de Ramón Luis Valcárcel (PP) que le da derecho a este resarcimiento en caso de rescisión de contrato.

Ante esta situación y el temor a que Murcia tenga que asumir este agujero de 600 millones, Podemos, Ciudadanos y PSOE tratan de frenar este pago, que habrá de salir de las arcas de la comunidad autónoma. Los tres partidos de la oposición han promovido una comisión de investigación para aclarar por qué ACS no mantiene su contrato de explotación hasta el año 2034, tal y como está firmado, independiente de que la planta sea o no rentable.

La desaladora se presupuestó en 127 millones pero ACS la ha construido por 400 millones, lo que supone un desvío de costes del 215%

La historia recuerda casi al dedillo lo ocurrido con el almacén subterráneo del Castor. El fantasma del Castor planea ahora sobre Murcia por la desaladora de Escombreras. Desde Podemos Murcia se califica esta planta como “uno de los mayores agujeros negros en las infraestructuras de la Región de Murcia, una infraestructura mal diseñada, mal construida y que cuesta el doble de aquellas que son semejantes”, según dijo en sede parlamentaria regional el diputado Antonio Urbina. ACS es experta en firmar cláusulas indemnizatorias.