Foment del Treball pone en manos de un ex consejero de CiU la expulsión de Cecot

El comité ejecutivo decide por unanimidad pedir un informe a la comisión de régimen interno de la patronal para reforzar su decisión

2 min
De izquierda a derecha, Joaquim Gay de Montellà, Josep Mº Basáñez y Antoni Abad
Redacción
Lunes, 19.10.2015 18:46

El encaje futuro de Cecot, la asociación empresarial de Terrassa (Barcelona) cercana a CDC y capitaneada por Antoni Abad, en el seno de la gran patronal Foment del Treball está en manos de la comisión de régimen interno de la entidad, un órgano liderado, precisamente, por un ex consejero de CiU en los años 80, Josep Manuel Basáñez y Villaluenga. Así lo han decidido por unanimidad todos los miembros del máximo órgano directivo, el comité ejecutivo, en la sesión de este lunes.

La institución presidida por Joaquim Gay de Montellà ha analizado las recientes actuaciones de Cecot. Los movimientos de Abad no han sido precisamente bien recibidos, ya que se considera que entran en conflicto con disposiciones de los estatutos de la patronal. Pero antes de expulsar por primera vez una organización de la confederación de empresarios, se blindarán los pasos.

Nuevo código ético

La comisión de régimen interno es el mayor garante del código ético y de buen gobierno que Gay de Montellà implementó en la patronal en mayo de 2014. El mismo que analiza si Abad ha incumplido.

Basáñez, diputado en el Parlament en 1988 y consejero de Economía entre 1987-1988, ha sido vicepresidente del consejo español de política fiscal y financiera, entre otros cargos. Su trayectoria profesional en el ámbito privado le ha llevado al frente de Autopistas ACESA, a Caprabo y a los consejos de administración de Gas Natural o BME, entre otros. Su perfil está considerado como uno de los halcones de la patronal española, en la que acumula años de experiencia y en estrecha relación con Juan Rosell y ahora Gay de Montellà.

Decisión en la junta directiva

La comisión dispone ahora de tiempo para completar su informe. Cuando lo complete, lo deberá remitir a los órganos de gobierno de la entidad para que lo analicen y tomen las decisiones que crean oportunas sobre el futuro de Cecot.

Es la junta directiva la que tiene la última palabra sobre la expulsión o continuidad de la organización de Terrassa en la gran patronal catalana. Este órgano, es el único en el que Abad está representado de forma personal.

Comentar