Iceta y Chacón pugnan por la lista del PSC para las generales

Nicaragua quiere en el Congreso a Lucena y Navarro. El primer secretario avanzó los nombres en público, y dirigentes socialistas ven "presión a la candidata"

4 min
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y la candidata del partido a las generales, Carme Chacon, en un acto este verano.
Carles Bellsolà
Martes, 6.10.2015 20:46

Apenas una semana después de las elecciones autonómicas del 27S, los socialistas catalanes se han concentrado ya en las generales del 20D. Y se hallan inmersos en una pugna entre bastidores –y también más allá-- por la composición de su lista. Una pugna en la que el primer secretario, Miquel Iceta, y la candidata, Carme Chacón, maniobran para colocar a sus candidatos.

Cuatro son los principales nombres en liza, dos por cada bando. Iceta quiere ver en el Congreso al exportavoz en el Parlament Maurici Lucena y al exprimer secretario Pere Navarro. Chacon tuvo sus encontronazos con ambos –especialmente, con el último-, y no ve con buenos ojos a estos nombres. En cambio, apuesta por Germán Rodríguez, que fue su hombre de confianza en el ministerio de Defensa, y le gustaría también ver al exsecretario de Organización José Zaragoza en su bancada en el Congreso. Y ambas partes están usando tácticas diferentes para promocionarlos.

Los deseos de Iceta

El primer movimiento lo hizo Iceta ya en julio. Cuando presentó la lista del PSC al 27S, las ausencias más significativas fueron justamente las de Lucena y Navarro. De quienes Iceta dijo entonces que esperaba que "estén en la lista para las elecciones generales".

Fuentes socialistas interpretan que Iceta "puso presión sobre la candidata" al dar por hecho que Lucena y Navarro estarán en puestos de salida en la lista para el 20D. Nicaragua tiene un interés especial en que ambos estén la próxima legislatura en el Congreso, por diversas razones.

Navarro y la reforma constitucional

En el caso de Navarro, porque abandera las propuestas de reforma constitucional de los socialistas catalanes, que él impulsó durante su época de primer secretario, y para las que consiguió el aval del PSOE en la Declaración de Granada. Navarro, además, encontraría así un destino digno de un exprimer secretario. Sin olvidar que puede representar un cierto contrapeso a la propia Chacón en la Ejecutiva del PSOE, a la que ambos pertenecen.

En cuanto a Lucena, el propio Navarro le otorgó gran protagonismo en su etapa, al situarlo como portavoz en el Parlament. Pero, además, goza de la confianza del líder del PSOE, Pedro Sánchez, hasta el punto de que lo escogió como parte de la docena de expertos que han elaborado su programa electoral.

La candidata, con su hombre de confianza

Chacón también ha hecho sus movimientos. Este lunes designó -formalmente, la decisión fue del secretariado del PSC- como su jefe de campaña a Germán Rodríguez. Y es tradición en los socialistas catalanes que el director de la campaña tenga un puesto en las listas que le permita ser elegido.

De puertas adentro -pero el nombre ha salido inevitablemente a la luz-, Chacón pugna por situar también a un veterano de mil batallas como Zaragoza. Según algunas fuentes, también quiere al líder orgánico de la federación de Barcelona, Carles Martí, y al exdelegado del Gobierno Joan Rangel. Todos ellos se caracterizan, en mayor o menor grado, por situarse en las antípodas de la ya desaparecida corriente nacionalista del PSC. En incluso por ser refractarios al entusiasmo por el 'dret de decidir' que demostró Navarro durante su mandato. Aunque no tanto como la propia Chacón, que desobedeció las consignas de Nicaragua al negarse a votar junto con CiU, ERC e ICV en el Congreso para pedir un referéndum -algo que no llegaron a hacer Zaragoza y Rangel-.

Iceta "quiere imponer" más de lo habitual

Fuentes socialistas recuerdan que es la comisión de listas quien elabora las candidaturas. Pero que, a la vez, la lista es del candidato. También indican que es habitual que la dirección sitúe a algún dirigente en las listas, pero que "la novedad es que el primer secretario quiera imponer dos nombres".

En esta pugna, Ferraz no es un actor ausente. Sánchez situó --con reacciones airadas de parte de los socialistas madrileños-- a una catalana, Meritxell Batet, como número dos de su lista por Madrid. Una decisión que podría difuminar el papel de Chacón, que en el pasado se postuló como candidata a la Moncloa, como referente catalán del socialismo en el Congreso. De fondo, además, Chacón es candidata del PSC básicamente por las dificultades en encontrar cualquier alternativa --nadie más dio el paso, y no llegaron a celebrarse primarias-- que por otra cosa. Como demuestra la propia pugna que mantiene con la dirección por las listas.

Comentar