JP Morgan se queda sin derecho de voto en Volotea

La aerolínea se ordena internamente mientras estudia si sale a bolsa, busca a otro accionista o compra a un tercero para fomentar su avance

2 min
Aeronave de Volotea
Cristina Farrés
Viernes, 30.10.2015 17:09

Los gestores de Volotea, la aerolínea fundada por Carlos Muñoz y Lázaro Ros, han decidido quitar los derechos políticos que JP Morgan tenía en el grupo. Es el accionista mayoritario con el 49% de la propiedad, vehiculado a través de CCMP Capital. Tras la operación societaria, su inversión en el capital base se materializa en acciones convertibles por valor de 2,17 millones de euros, una fórmula con la que mantiene sus derechos económicos y el grupo cumple con la legislación europea al quedarse sin poder votar.

Volotea operaba hasta verano como SL, pero decidió adaptar la estructura mercantil a la actividad y se transformó en SA, indican fuentes de la compañía. Este paso obligó a cumplir con la legislación de la Unión Europea, que obliga a las aerolíneas comunitarias a controlar desde los 28 al menos el 50% del capital y el control ejecutivo.

Reparto del capital

La aerolínea española cumplía sin problemas con la segunda excepción, ya que Muñoz ejerce como consejero delegado y la sede social se encuentra en Barcelona. El problema se encontraba en el reparto del capital. JP Morgan es el propietario del 49% del grupo, seguido del 25% que controlan los fondos Axis (público español, del grupo ICO) y Corpfin Capital (firma independiente de capital riesgo capitaneado por Carlos Lavilla y Patrick Ganadarias).

El 26% restante del capital se lo reparten los dos socios fundadores, Muños y Cros.

Vías de crecimiento

Tras la reorganización societaria, Volotea debe decidir qué fórmula aplica en el grupo para impulsar su crecimiento. La dirección estudia desde hace meses la posible salida a bolsa de la aerolínea, aunque aún no ha tomado ninguna decisión en firme al respecto, según las mismas fuentes, y tiene otras opciones sobre la mesa.

También se contempla la entrada de un nuevo fondo de inversión que inyectara capital en el grupo e incluso la compra de otra aerolínea. Otra opción que se podría dar, aunque los interlocutores del grupo aseguran que no es la buscada por la dirección, sería la venta a un tercero si llegara una oferta suficientemente interesante. Se repetiría de esta forma la historia, ya que Muños y Cros fueron los fundadores de Vueling y vendieron la firma a Iberia.

Volotea cuenta con 196 rutas, transporta cada año 5,1 millones de pasajeros y dispone de una flota de 19 aviones con otros cinco en camino. La plantilla alcanza las 600 personas y está en beneficios. Vuela a 72 aeropuertos de 13 países.