La Audiencia Nacional investiga el presunto sabotaje del AVE

El tribunal abre la investigación por el delito de "estragos terroristas"

2 min
Colas en la terminal de autobuses de Sants (Barcelona) ante el colapso del Ave en Cataluña.
Redacción
Viernes, 9.10.2015 15:21

La Audiencia Nacional ha abierto diligencias de investigación sobre el corte de dos cables de fibra óptica que este jueves provocó la suspensión durante casi tres horas el servicio del AVE en Catalunya, y que afectó a un total de 13.000 viajeros. Un incidente que, según los primeros indicios, podría ser un sabotaje. El tribunal ha abierto la investigación por el presunto delito de "estragos terroristas", según informa Europa Press a partir de fuentes jurídicas. Este es un delito para el que es competente la Audiencia Nacional.

Así lo ha anunciado este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. La vicepresidenta ha confirmado que el corte de cables "podría ser un sabotaje", y ha afirmado que es de una "gravedad extrema".

Santamaría ha explicado que el Gobierno colaborará con la investigación, y ha pedido lo mismo al resto de administraciones. En este sentido, ha llamado a la Generalitat a trabajar "todos juntos" en cuanto a los robos de cable. "Ha habido muchos robos de cable, sobre todo en esa Comunidad, y a todos los corresponde luchar contra el delito", ha señalado.

Según datos del Ministerio de Fomento, la mitad de los robos de cable en la red ferroviaría española tienen lugar en Cataluña. El jueves, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, negó estos datos, y criticó que el AVE no tuviera mecanismos para garantizar un servicio mínimo en caso de incidencia.

Cortes hasta en el cable de repuesto

En el caso del incidente de este jueves, el presunto sabotaje consistió en cuatro cortes en el cable de la fibra óptica de la línea del AVE a su paso por la provincia de Barcelona, dos cortes en el cable principal y otros dos en el secundario, el del repuesto. A diferencia del cable de cobre, la fibra óptica no tiene un gran valor en el mercado negro, lo que hace pensar a los investigadores que se trata de un sabotaje.

Los cortes obligaron a suspender el servicio del AVE entre Camp de Tarragona y Figueres (Girona) durante casi tres horas, entre las 7.30 y las 10.15 horas. La interrupción afectó a la circulación de 40 trenes y 13.000 viajeros.