Cotización Ibex 35

La Generalitat responsabiliza al tripartito del gasto extra

El consejero Andreu Mas-Colell indica que los proyectos que Hacienda asegura que desconocía fueron ejecutados antes de 2011

3 min
El consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, en el Parlament
Redacción
Miércoles, 21.10.2015 17:06

El consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, ha señalado al último gobierno tripartito de la Generalitat como responsable de la aparición de nuevos gastos en Cataluña que han provocado que se eleve una décima el déficit público español del ejercicio en curso. El mayor desvío también se debe a la aparición de más inversiones del Ayuntamiento de Zaragoza que hasta ahora habían pasado desapercibidas por Hacienda.

La Comisión Europea y el Eurostat las han localizado al cerrar las cuentas públicas de España de 2013. Por ello, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas deberá imputar 1.318 millones de euros (0,7 décimas del PIB) extras al déficit de 2015, hecho que incrementa las dudas sobre el cumplimiento de España de los pactos de endeudamiento público firmados con Bruselas.

Cambio de metodología contable

Poco después de que se notificara el informe de la Comisión y el Eurostat, el departamento de Economía de la Generalitat ha emitido una nota en la que asegura que el Gobierno ha mantenido en los últimos años una “política de máxima transparencia con el Estado (Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Ministerio de Economía y Competitividad, el Tesoro Público y la Sindicatura de Cuentas” sobre sus cuentas con información muy detallada”.

Asimismo, asegura que el déficit registrado finalmente en 2013 se debe al cambio en la metodología aplicada en las cuentas públicas de la Unión Europea que supuso la entrada en vigor del Sistema Europeo de Cuentas Nacionales y Regionales de la Unión Europea, conocido como SEC2010.

El Gobierno no es responsable del gasto

Con la modificación, la Intervención General del Estado (IGAE) “incorpora al cómputo del déficit algunos contratos de carreteras y centros penitenciarios efectuados con fórmulas de asociación público-privada y ejecutados antes de 2011”, el primer año en que Artur Mas ocupó la presidencia del Ejecutivo catalán. Así pues, asegura que el actual Gobierno en funciones no tiene ninguna responsabilidad con el desvío.

La consejería de Mas-Colell también “lamenta” públicamente en la nota que el Gobierno central “desvíe” lo que considera que es la verdadera problemática del caso y lo transforme en un “conflicto de la IGAE con Eurostat hacia Cataluña y el Ayuntamiento de Zaragoza”.

Lamenta, asimismo, que el déficit crezca por “decisiones sobre criterios de contabilidad aplicados a gastos en infraestructuras anteriores de 2011”.