La reunión en Tarragona que reactivó el 'caso 3%'

En el encuentro entre Fiscalía Anticorrupción y la Policía Judicial salieron a la luz la coincidencia de decenas de aportaciones empresariales a CatDem y la concesión de obra pública en corporaciones locales controladas por CDC

3 min
Agentes de la Guardia Civil custodian la entrada de la sede de CDC mientras prosigue el registro
Carlos Quílez/ Cristina Farrés
Miércoles, 21.10.2015 11:02

Las nuevas detenciones en la estructura organizativa de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido del presidente en funciones, Artur Mas, se producen a raíz de los avances en la investigación surgidos en un encuentro entre la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Tarragona y la Fiscalía Anticorrupción que tuvo lugar la semana pasada en Tarragona, según ha podido saber Crónica Global.

En aquella reunión, los agentes que instruyen por orden del Juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell (Tarragona) el caso Petrum --conocido posteriormente como el caso Sumarroca y el caso 3% por la dimensión de los presuntos hechos delictivos y las personas a las que implica-- plantearon a Anticorrupción una coincidencia curiosa que había salido a la luz tras revisar la documentación incautada el pasado 28 de agosto en un primer registro en la sede del partido, la fundación CatDem, el domicilio del ex tesorero de CDC Daniel Osácar y cuatro ayuntamientos.

Decenas de aportaciones coincidientes

El cotejo de los datos mostraba cómo decenas de aportaciones económicas de empresas privadas a las arcas de CatDem coincidían temporalmente con la concesión de obra pública de administraciones e instituciones controladas por CDC a estas compañías.

Ninguna atañe por ahora a las adjudicaciones de la Generalitat de Cataluña durante los dos mandatos de Mas, pero sí que afectan a ayuntamientos y otras corporaciones locales e incluso supramunicipales que están controladas por su partido.

Detenciones

Por ahora, la Guardia Civil ha detenido al sucesor de Osácar como tesorero del partido, Andreu Viloca, al director general de la empresa que gestiona las infraestructuras de la Generalitat, Josep Antoni Rosell, y a cuatro personas más cuyos nombres no han transcendido.

La investigación del caso considera que el papel que ejercían ambos era clave para que funcionaria correctamente la presunta trama instaurada en el partido político para desviar el 3% de las inversiones de obra pública a las arcas de la formación. Se considera que ambos tenían un papel activo en la contabilidad paralela de CDC.

Registros

No se descartan nuevas detenciones en lo que queda de día. Por el momento, la Guardia Civil realiza 11 registros. Entre ellos, la Guardia Civil ha entrado de nuevo en la sede del partido de la calle Córcega de Barcelona en búsqueda de más información. Han estado presentes en el registro los fiscales anticorrupción Fernando Bermejo y José Grinda.

Los agentes también han entrado en dos ayuntamientos. El de Olot, encabezado por un histórico del partido, Josep Maria Corominas, y el de Sant Fruitós del Bages, controlado por segundo mandato consecutivo por Joan Carles Batanés, del grupo municipal Gent fent Poble, para recabar información de concesiones sospechosas. Se han registrado ocho sedes de empresas del sector de la construcción.

Comentar