Las cláusulas suelo han provocado 200.000 ejecuciones hipotecarias

La Comisión Europea considera que los bancos deberían reintegrar a sus clientes la totalidad de las cantidades cobradas de más, no sólo desde 2013

2 min
Imagen de una manifestación contra un desahucio en Zaragoza.
Redacción
Martes, 27.10.2015 18:49

La cláusula suelo en las hipotecas españolas supone de media una pérdida de unos 3.000 euros al año para cada afectado, al tiempo que este tipo de topes a la caída del euríbor tiene un papel determinante en casi el 90% de los desahucios, según estimaciones de Adicae.

La asociación calcula que en España hay dos millones de hipotecas con cláusula suelo, fijadas en una media del 3,5%. Así pues, el tipo de interés que se aplica por estos suelos oscila entre un 426% y un 200% superior al que debería aplicarse si se tiene en cuenta el desplome del euríbor.

Demanda colectiva

Adicae considera que el fin de las cláusulas suelo evitaría 200.000 ejecuciones hipotecarias. La demanda colectiva de Adicae, inicialmente dirigida contra 101 entidades bancarias que finalmente quedaron en 35 fruto de los procesos de fusión, se dirige contra 31 entidades, después de que algunas entidades hayan dejado de aplicar la cláusula suelo.

El presidente de Adicae, Manuel Pardos, ha garantizado que la asociación defenderá el "resarcimiento íntegro" de la cláusula suelo y ha considerado que la opinión de la CE sobre el asunto supone "un espaldarazo" a la macrodemanda de 15.000 afectados.

Los servicios jurídicos de la Comisión Europea han remitido un informe al Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el que discrepan del Tribunal Supremo español, que condenó a la banca a restituir lo cobrado en exceso a los clientes con ese tipo de cláusulas, pero sólo a partir de mayo de 2013.

Desde su punto de vista, si el límite del tipo de interés a cobrar es ilegal lo es desde el momento en que se establece, no desde que se produce la sentencia.

Una buena parte de los bancos españoles están a la espera de el fallo del tribunal europeo para ver qué hacen con aquellos de sus clientes que están afectados; otras entidades ya han cambiado los contratos después de llegar a un acuerdo con sus clientes.