Las familias con rentas bajas se triplican en Barcelona durante la crisis

Entre 2007 y 2013 los habitantes de la capital catalana con ingresos que se consideran limitados pasan de suponer el 21,7% al 41,8% del total, en detrimento de las clases medias

3 min
Distribución de la población según el nivel de renta entre 2007 y 2013.
Cristina Farrés
Martes, 20.10.2015 19:11

La crisis ha empobrecido a los ciudadanos de Barcelona. Tras seis años de recesión, los habitantes de la capital catalana han pasado de recibir unas rentas medias a registrar casi de forma mayoritaria ingresos que son considerado bajos. Son los que más han crecido en este periodo de tiempo y han pasado de suponer la retribución del 21,7% de la población a la del 41,8% de los habitantes de la capital catalana, según los datos publicados por el gabinete técnico de programación del Ayuntamiento liderado por Ada Colau.

De todas ellas, el crecimiento más importante es el de las rentas que se consideran muy bajas, que avanzan 13,7 puntos porcentuales. Los ciudadanos que están en el último escalón de ingresos han pasado de suponer el 4,1% al 17,8% de los barceloneses; mientras que los que reciben retribuciones bajas han avanzado 6,4 puntos: del 17,6% al 24%.

Crecen las rentas más altas

Esta realidad contrasta con el avance de la población con un nivel de renta más alta, que ha pasado de suponer el 75% del total de los habitantes de Barcelona al 10,7%.

Es el tercer avance más significativo del monitoraje que el Ayuntamiento realiza periódicamente a los ingresos de la población. Por ello, el regidor de Ocupación, Empresa y Turismo, Agustí Colom, incide en que la crisis ha dejado en Barcelona una mayor desigualdad entre sus habitantes que no ha solucionado la recuperación económica.

Menos rentas medias-bajas

Las rentas consideradas medias-bajas son las que más caen durante la crisis. Concretamente, 15,4 puntos básicos al pasar de suponer el 38,2% de la población, el porcentaje más elevado de todo el mapa de nivel de ingresos de los barceloneses, a tan sólo el 22,8%.

También caen las rentas consideradas altas, nueve puntos, y pasan a ser retribuciones casi marginales, las del 3,2% de la población. Han incrementado las muy altas por una mejora de los ingresos y, en menor medida por una depreciación de los mismos. Las rentas consideradas media-altas han avanzado 1,2 puntos hasta representar las del 21,5% de la población.

Primer informe de coyuntura de Colau

El Ayuntamiento no detalla qué cantidades atribuye a cada una de las rentas descritas.

Este estudio se incluye en el primer informe económico de coyuntura de la ciudad que firma el Ejecutivo de BComú. En él, el Gobierno municipal pone el acento en la atenuación de la recuperación económica en el tercer trimestre que se prevé que se mantenga en la recta final del año y en la necesidad de luchar contra las desigualdades que existen en la ciudad.

Reparto de los parados por barrios

El nivel de rentas es el más acusado, aunque también queda reflejado en el reparto de los habitantes sin empleo en la ciudad. La tasa de población parada en Barcelona se sitúa en el 8,7%, pero mientras que en barrios ricos como Sarrià-Sant Gervasi, el Eixample, Les Cortes y Gracia registran valores que oscilan entre el 4,8% y el 7,4%, respectivamente, el indicador de la zona más pobre de la ciudad, Nou Barris, supera la media y equivale a 2,5 veces el de Sarrià-Sant Gervasi.

Los distritos de Sants-Montjuïc, Horta Guinardó, Sant Martí, Sant Andreu y Ciutata Vella también superan la media de la ciudad.
Comentar