Los cinco primeros bancos pasan de controlar el 40% al 60% del mercado tras la crisis

En el mismo periodo, el sector financiero español reduce un 30% tanto su red de oficinas como sus plantillas

2 min
Luis María Linde, gobernador del Banco de España, durante su intervención en las jornadas financieras de KPMG y 'Expansión'.
Redacción
Martes, 20.10.2015 13:59

Los cinco principales bancos españoles han pasado de concentrar del 40% al 60% del mercado financiero del país tras la crisis. Sin embargo, la red de oficinas y la plantilla del sector se ha reducido un 30% en el mismo periodo.

Con todo, Cristina de Parias, directora del BBVA España, considera que existe “margen de concentración” en España si se toma como referencia el grado de concentración de otros países, pese a que el sector financiero español se ha reducido tras el proceso de reestructuración derivado de la crisis.

Ganar escala

De Parias ha incidido en que la banca encara la rentabilidad y la eficiencia como claves para competir en un entorno de bajos tipos de interés y ante las crecientes exigencias regulatorias. "Tener escala es muy relevante y es una ventaja competitiva importante", ha indicado.

La directiva, que intervenía en unas jornadas organizadas por KPMG y Expansión, defiende la transformación de los bancos y la digitalización de la actividad, aunque reconoce que el 40% de la clientela sólo utiliza las oficinas físicas.

El riesgo de los bancos

En las mismas jornadas, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha instado a "poner atención" sobre la posibilidad de que los bancos europeos asuman un "mayor riesgo" en la búsqueda de rentabilidad, presionada por el contexto de bajos tipos de interés, las exigencias regulatorias cada vez "más severas" y la "fuerte" competencia.

El gobernador ha hecho esta advertencia al repasar los avances en la Unión Bancaria en Europa y el refuerzo de los niveles de solvencia y de transparencia del sector bancario europeo.

Más concentraciones

En este sentido, ha considerado que la mayor transparencia de las principales entidades financieras europeas, junto con la existencia del Mecanismo Único de Supervisión y el reforzamiento de los niveles de solvencia, ha puesto las "condiciones" para facilitar movimientos de integración o consolidación bancaria "más difíciles de plantear antes de la puesta en marcha de la Unión Bancaria".

Linde además ha defendido que el impacto de la desaceleración de los países emergentes, sobre todo de América Latina, en los bancos españoles ha sido "moderado", incluso para las entidades con exposiciones significativas en algunas de esas economías, en una alusión velada a Banco Santander y BBVA. "La diversificación geográfica de su negocio y los ajustes realizados en su gestión han contribuido a la estabilidad de sus balances", ha argumentado.

Comentar