Los gimnasios DIR, de Ramon Canela, pierden 667.000 euros

Aspecto de una sala de los gimnasios Dir de Barcelona. A la derecha, Ramon Canela, su propietario.

La cadena de centros deportivos DIR, propiedad de Ramón Canela Piqué, tiene en marcha un plan de negocio que abarca un largo periodo, de 2014 a 2021. Este programa sirvió de base para que el pasado enero las entidades financieras se avinieran a pactar la refinanciación del pasivo. El acuerdo con la banca supone que este año se dejarán de pagar a las entidades 2,8 millones, con la consiguiente mejora del resultado financiero.

Tal medida era imprescindible, pues DIR afrontaba el ejercicio 2015 con un fondo de maniobra negativo de casi 13 millones de euros. El plan estima que los ingresos crecerán un 2,5% anual gracias a la captación de los clientes que dejaron sus gimnasios durante la crisis y otros nuevos. También prevé comprimir los gastos fijos y de personal.

Un pasivo de 30 millones de euros

Otro punto clave para el grupo es el pacto con los obligacionistas. DIR tiene dos fuentes de financiación externa, la bancaria y la emisión de obligaciones, que en conjunto suman unos pasivos totales de casi 30 millones. El papel en circulación se divide en seis series, por un total de 10 millones, que rentan a los suscritores intereses de entre el 6% y el 7% anual. Todas las emisiones se lanzaron entre 2009 y 2011 y cinco de ellas han tenido que alargarse por imposibilidad de afrontar los vencimientos.

Asimismo, Canela, poseedor del 73,5% de DIR, brega desde hace varios años por captar un socio capitalista que inyecte fondos, pero de momento todos los intentos han resultado infructuosos. Canela pretende enajenar una parte minoritaria a un tercero, sin pérdida del mando absoluto.

Cae la facturación del grupo

La facturación de las 17 instalaciones deportivas de la empresa registró el año pasado una caída del 9% y pasó de 46,7 a 42,3 millones, un nivel similar al que lucía en 2007, al inicio de la crisis. De esta última magnitud, 41,2 millones corresponden a los desembolsos de los abonados y el resto a la venta de material. Se trata del tercer ejercicio seguido de giro menguante. Desde el pico histórico de 2011, con 54,7 millones de ingresos, el retroceso es de un 22%.

Los resultados de 2014 arrojaron una pérdida consolidada de 667.000 euros, frente un pequeño saldo deficitario de 19.395 euros en 2013. De las 35 empresas que forman el perímetro de consolidación, 16 contabilizaron números rojos en 2014, frente a 14 el año anterior. Los fondos propios del grupo se limitan a 2,4 millones. Los fichajes para el área de márketing del grupo (incorporó a Cristina Serra, procedente de las aerolíneas Spanair y Vueling) realizados en 2012 no han dado resultados positivos a la vista de los números. 

Cada vez menos empleados

La plantilla ha experimentado una fuerte reducción al compás de la crisis. El último año salieron de la casa 50 empleados y el censo laboral queda ahora en 621 personas. Desde 2011, los ceses afectan a 177 colaboradores.

DIR mantiene todavía como presidenta de su fundación a Marta Ferrusola, pese a que está imputada por delito fiscal en un juzgado de Barcelona por el fortunón familiar oculto en Andorra durante 35 años. Doña Marta hubo de abandonar ayer por la mañana su domicilio de la Ronda General Mitre, debido a los registros policiales que se practicaron en él.

Canela es un empresario de la órbita de los negocios de CDC. De hecho, durante el gobierno tripartito fue beligerante con el poder ejecutivo catalán de aquel momento hasta enfrentarse con ERC, que entonces ocupaba el área de deportes.

Comentar