Los magistrados que juzgarán a Mas defienden su independencia

El TSJC critica "los juicios de intenciones interesados" sobre la imputación del presidente de la Generalitat por haber organizado la consulta del 9N pese a estar suspendida por el Constitucional

2 min
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la celebración con sus simpatizantes de los resultados electorales del 27S
Redacción
Jueves, 1.10.2015 13:06

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha defendido su "independencia" frente a las críticas recibidas tras la imputación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, la ex vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, en relación a la organización de la consulta del 9N en contra de lo ordenado por el Tribunal Constitucional.

En un comunicado emitido este jueves, la Sala Civil y Penal del TSJC, "a la vista de los juicios de intenciones interesados que se están haciendo públicamente sobre sus actuaciones judiciales, declara que seguirá cumpliendo con sus fucines en la forma sosegada e independiente tal y como se viene haciendo".

Presunción de inocencia

El Alto tribunal "quiere recordar a la opinión pública" que "las decisiones relativas a la instrucción las toma automáticamente el Magistrado instructur, teniendo en cuenta el calendario previo de señalamientos de la Sala, así como también los posibles conflictos de fechas que afecten a las personas citadas y a sus abogados y las disponibilidades logísticas de su Secretaría".

"Una vez admitida una querella, la declaración del querellado es obligada de conformidad con lo dispuesto en el artículo 486 de la Lecrim, sin que la situación procesal de los querellados en la causa cambie, asistiéndoles la presunción de inocencia que a todos garantiza el artículo 24.2 de la CE", añade.

No es democrático condicionar a los jueces

El TSJC indica que "sin desconocer la trascendencia política que pueda tener esta causa dada la condición pública de los querellados, tanto el Magistrado instructor como la Sala Civil y Penal han actuado y lo seguirán haciendo con criterios estrictamente jurídicos, con independencia de las diferentes situaciones políticas que puedan ir sucediéndose".

Finalmente, los magistrados advierten de que "intentar deslegitimar, por conveniencias políticas o partidistas, al Poder Judicial y a los Magistrados que lo integran con el propósito de condicionar o censurar sus decisiones, no es propio de países que se consideran democráticamente avanzados".

Comentar