Los últimos trabajadores de Coca-Cola Fuenlabrada se reincorporan tras el ERE nulo

Los 18 empleados recuperan sus puestos de trabajo aunque afirman que el conflicto laboral sigue abierto

2 min
Manifestación de los trabajadores de Fuenlabrada en el centro de Madrid
Redacción
Jueves, 22.10.2015 13:57
Los 18 trabajadores de Coca-Cola en la planta de Fuenlabrada que quedaban por incorporarse a la empresa tras las sentencias de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo que declaraban nulo el Expediente de Regulación de Empleo han hecho este jueves el acto oficial de reincorporación, si bien algunos de ellos lo harán haciendo uso de sus vacaciones remuneradas.

Ell secretario general de CC.OO. Madrid, Jaime Cedrún, ha afirmado que han acompañado a los 18 trabajadores reincorporados, y da por cerrada la primera fase de los objetivos que tenía el sindicato, que era la readmisión de los trabajadores despedidos.

El conflicto laboral sigue sin resolverse

Sin embargo, ha destacado que, fruto de una "gestión empresarial nefasta", el conflicto laboral sigue sin resolverse porque "han modificado las condiciones laborales de los trabajadores", por lo que ha instado a Coca-Cola Iberian Partners a que "se siente a negociar y normalice definitivamente la situación".

"El conflicto va a seguir dentro de la empresa, porque los trabajadores no están desempeñando las funciones que les correspondían; seguirá en los tribunales porque hemos recurrido el último auto de la Audiencia Nacional y esperamos que el Tribunal Supremo ponga las cosas en su sitio; y seguirá en las calles, porque vamos a continuar con la presión social", ha explicado Cedrún.

Por su parte, el portavoz de CC.OO. en la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada, Juan Carlos Asenjo, ha destacado que la reincorporación ha sido "un acto festivo", que concluye la readmisión de los 220 trabajadores que decidieron continuar en la empresa.

Los trabajadores estudian recurrir al Constitucional

Asenjo ha lamentado, sin embargo, que los trabajadores, que se llevan incorporando desde el pasado 7 de septiembre, continúan en formación. "No existe un contenido real, la empresa se limita a darnos ropa, formación, y los permisos retribuidos de una a cuatro semanas", ha explicado.

En este sentido, ha criticado el auto de la Audiencia Nacional que convalidaba la movilidad funcional, permitiendo que los trabajadores volvieran a la empresa a desempeñar otras funciones. Por ello, han recurrido el auto al Tribunal Supremo, planteándose si ir al Constitucional por vulneración de los derechos fundamentales, y han presentado una denuncia en los Juzgados de lo Social de Móstoles por la modificación de las condiciones de trabajo.