Malestar entre los técnicos del AMB por la inacción del PSC ante el poder de BComú

El recurso presentado por la querella de la plataforma Aigua es Vida por la constitución de la empresa mixta junto a Agbar enciende las alarmas en la institución metropolitana

3 min
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (BComú), y el alcalde de Cornellà del Llobregat, Antonio Balmón (PSC)
Cristina Farrés
Viernes, 16.10.2015 20:24

Aguas revueltas entre los técnicos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Los trabajadores de la institución muestran su disconformidad con el poder que ha alcanzado BComú y su líder, la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, al marcar las políticas que se han implementado hasta la fecha a pesar de estar en minoría. Asimismo, cargan contra el PSC que, con 33 consejeros (frente a los 18 de ICV-EUiA y BComú y los 8 de ERC), no ha forzado la aplicación de los pactos alcanzados en el momento de conformar el Gobierno supramunicipal.

El caso que más inquietud produce es la querella que la plataforma Aigua es Vida presentó en plena campaña electoral de las municipales junto a Ecologistes en Acció-CODA y Enginyeria sense fronteres contra la constitución de una empresa mixta metropolitana junto a Agbar para gestionar los recursos hídricos del territorio, 23 municipios incluida la capital catalana. La compañía privada ostenta el 85% del capital del grupo y el resto está en manos de la AMB.

Las tres organizaciones fueron muy críticas con la creación de la sociedad mixta desde el inicio del proyecto y ya habían amenazado con el inicio de acciones legales para recuperar la titularidad plenamente pública de la gestión. Una de las figuras clave en todo el proceso es Eloi Badia, el ingeniero que ha luchado activamente para reclamar la titularidad pública del agua, estaba en el número 12 de las listas de BComú por el Ayuntamiento de Barcelona y actualmente ejerce de jefe de gabinete de la mano derecha de Colau, Gerardo Pisarello.

Imputación de técnicos

La querella fue archivada en el Juzgado de Instrucción número 24 de Barcelona en junio, pero sus impulsores han presentado recurso para que el proceso judicial no muera. El problema, según los interlocutores, es que en ella no se limita a denunciar a cargos políticos involucrados en la constitución de la empresa mixta, también se pidió la imputación de varios técnicos.

Están señalados el director de servicios de ciclos del agua de la AMB, Martín Gullón; el interventor del consejo metropolitano, Sergi Abella; el secretario general, Sebastiá Grau; y el coordinador de la oficina técnica de gerencia de la institución, Eduardo Saurina.

Entre los políticos que aparecen en la querella están miembros de CiU e incluso del PSC. Entre ellos, el máximo responsable de los socialistas catalanes en la institución, el alcalde de Cornellà del Llobregat, Antonio Balmón; la alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, Núria Parlón; y el de Sant Joan Despí, Antoni Poveda.

Lealtad institucional

En la negociación para conformar el gobierno metropolitano de izquierdas apareció el respeto a la lealtad institucional y la búsqueda de puntos en común para buscar una alternativa que satisfaga a todas las partes y evite la judicialización del proceso, indican otras fuentes presentes en la negociación.

Por el momento, no se ha aplicado.