Mercedes, Honda, Mazda y Mitsubishi, bajo lupa por las emisiones

‘The Guardian’ indica que ciertos vehículos diésel de los cuatro fabricantes también contaminan más de lo que permite la legislación europea

2 min
Redacción
Viernes, 9.10.2015 17:41

El escándalo de la falsificación de las emisiones diésel en Volkswagen salpicaría a cuatro fabricantes más. El diario The Guardian indica que ha accedido a nuevos datos de la organización Emissions Analytics que señalan que Mercedes-Benz, Honda, Mazda y Mitsubishi habrían superado los límites en los test que les ha hecho a varios modelos de vehículos diésel de estas compañías.

Los coches afectados habrían pasado las pruebas en los laboratorios porque, de una forma parecida a la de Volkswagen, estarían diseñados para emitir menos óxido de nitrógeno allí que en los exámenes a los que han sido sometidos en carretera.

Límites europeos

La organización habría probado los vehículos afectados en carretera y superarían, según el rotativo, tanto los límites fijados en el nivel Euro 5 y como en el Euro 6, un nuevo estándar más estricto con las automovilísticas.

Emissions Analytics indica que los coches diésel de Mercedes-Benz producen una media de 0,406 g/fm de óxido de nitrógeno (NOx) en carretera, al menos 2,2 veces más del límite fijado por Euro 5 y cinco veces por encima de Euro 6. Honda, a su vez, emite de media 0,484 6/km de NOx, supera entre 2,6 y seis veces el estándar comunitario.

Mazda, Mitsubishi, Citroën, VW y Audi

Los niveles de los diésel de Mazda son entre 1,3 y 3,6 veces superiores a lo fijado al lanzar a la atmósfera 0,293 g/km de NOx de media, mientras que Mitsubishi emite 0,27 g/km de NOx, entre 1,5 y 3,4 veces por encima del límite oficial.

La organización indica que también ha detectado emisiones superiores a lo que se ha reconocido en vehículos de las marcas Citroën, Volkswagen y Audi.

Todos los fabricantes mencionados en el informe, excepto el gigante alemán con sede en Wolfsburg, niegan de frente las acusaciones vertidas sobre su contaminación. Aseguran que sus coches cumplen con la legislación vigente y que nunca fueron diseñados para ofrecer mejores resultados del respecto al medio ambiente en los test en laboratorio que en los que se practican en carretera.