O Mas o elecciones anticipadas

El líder de CDC insiste en postularse para seguir como presidente de la Generalitat y advierte a la CUP de que un no acuerdo llevará al adelanteo de los comicios autonómicos

4 min
El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas.
Alejandro Tercero
Miércoles, 21.10.2015 22:09

Las negociaciones entre Junts pel Sí (JxSí) y la CUP no avanzan con el ritmo ni el acercamiento deseado por ambas formaciones. De hecho, pasan por un momento de máxima tensión. El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, sigue insistiendo en que quiere ser reelegido al frente del Govern, pero la CUP persevera en su intención de vetarlo como condición imprescindible para alcanzar un acuerdo.

En cualquier caso, este deberá producirse como muy tarde el 9 de enero. De lo contrario, habría que convocar unas nuevas elecciones autonómicas. Habida cuenta de la aparente inmovilidad por las dos parte, todo apunta a que la política catalana se dirige hacia un escenario de todo o nada: o Mas es investido nuevamente presidente de la Generalitat, o habrá que volver a votar a principios del año que viene.

"Cada vez que ha hecho falta me la he jugado al 100%"

En la rueda de prensa de este miércoles para anunciar la fecha de constitución del Parlament --que, finalmente, será el lunes, último día legal posible--, Mas ha defendido con vehemencia su candidatura en base a su “trayectoria” y su supuesto desapego al cargo.

“No hace ni cinco años desde que tomé posesión de la presidencia. No es un plazo muy largo. Creo poder decir que cada vez que ha hecho falta me la he jugado al 100%. Ahora no se trata de un tema de Artur Mas, es un tema de legitimidad democrática”, ha explicado.

Y ha añadido que, aunque ambas partes defienden “argumentos válidos”, “la diferencia es que en un lado hay 330.000 votos y diez diputados y en el otro 1.650.000 votos y 62 diputados”. También se ha presentado como un adalid de la desobediencia, “por eso tenemos imputaciones y querellas”.

"Las negociaciones son complejas"

Sin embargo, el líder de CDC ha ido más allá, insinuando que antes de ceder en su pretensión de seguir como presidente de la Generalitat, está dispuesto a celebrar nuevas elecciones. “Nosotros intentaremos de todas formas [evitar el adelanto electoral], no es el escenario previsto, deseado ni querido”, ha indicado, asegurando que “se hará todo los posible desde el punto de vista político”, pero ha advertido de que “no es un escenario al 100% imposible”.

Por otra parte, ha lanzado alguna puya a CUP en relación a su propuesta de revertir una decena de privatizaciones. “¿De dónde sale el dinero? Las administraciones en el mundo civilizado no expolian, expropian, y entonces hay que pagar, y para eso hay que tener dinero”, ha planteado.

Mas ha repetido en diversas ocasiones que “las negociaciones son complejas y no están resueltas”, aunque se ha mostrado “moderadamente optimista”, ha descartado ser investido con los votos de otros partidos, y ha augurado que el proceso para llegar a un pacto será largo.

CUP: Mas "puede perjudicar" al independentismo

Tras la comparecencia de Mas, el responsable de comunicación de la CUP en el Parlament, Albert Boltran, ha quitado hierro a la operación judicial anticorrupción de este miércoles, que ha supuesto la detención del tesorero de CDC, pero ha insistido en rechazar a Mas como presidente de la Generalitat.

“Eso no altera nuestra posición porque ya hemos anunciado en más de una ocasión que la mochila que lleva CDC en la cuestión de los casos de financiación ilegal no ha de afectar al conjunto del independentismo”, ha señalado, pero ha advertido que Mas, “siendo el presidente de un partido que lleva esta mochila”, si “puede perjudicar al proceso independentista”.

En todo caso, la CUP le ha pasado la pelota a JxSí. “Nosotros no preferimos no pronunciarnos sobre candidatos en este momento. Es un tema que está sobre la mesa de JxSí. Ya lo hemos planteado. La presidencia ha de recaer en otra persona. Y les conviene a JxSí valorar en quién”, ha zanjado Boltran.

Comentar