Protesta internacional contra el 'fondo buitre' Blackstone

La PAH y Right to the City protagonizan acciones coordinadamente en diversas ciudades del mundo

2 min
Protesta de los activistas de la PAH ante la oficina de Blackstone en El Prat (Barcelona).
Miércoles, 14.10.2015 15:34

El mayor fondo buitre del mundo, Blackstone, propietario de la cartera hipotecaria de CatalunyaCaixa, es el objetivo de una acción de protesta a nivel internacional, coordinada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), y la organización estadounidense Right to the City Alliance, y con participación de otros colectivos. Una protesta que se desarrolla en diversas ciudades españolas, pero también en Londres, Tokio, Nueva York, Chicago o Seattle. Y que se ha acompañado de un gran despliegue por las redes sociales.

Activistas y simpatizantes de la PAH se han concentrado este miércoles, de forma coordinada, ante las –pocas-- oficinas presenciales del fondo de inversión Blackstone, y ante oficinas de bancos españoles que les vendieron su cartera de hipotecas. Los activistas antidesahucios denuncian que este fondo se ha dedicado a adquirir, con enormes descuentos, viviendas a bancos que previamente habían sido rescatados con dinero público.

El caso más obvio es el de CatalunyaCaixa, que recibió 12.000 millones de euros de las arcas públicas que ya no se van a recuperar, y que vendió el 90% de su cartera hipotecaria a Blackstone. Pero este fondo también controla parte de la cartera inmobiliaria del BBVA, e incluso un lote de 1.860 viviendas de protección oficial del Ayuntamiento de Madrid, que compró por 128 millones de euros.

El caso de Cataluña

Los activistas de la PAH han prestado una especial atención a la situación en Cataluña. Se han concentrado ante la oficina compartidas de Blackstone y CatalunyaCaixa, semiescondida en un edificio de oficinas en un polígono industrial de El Prat de Llobregat (Barcelona), y han recordado que la legislación catalana obliga a estos fondos desde este año –tras aprobarse una ley originada por una Iniciativa Legislativa Popular impulsada por la propia PAH– a ofrecer un alquiler social a las familias que no pueden pagar la hipoteca.

La plataforma exige exactamente esto a Blackstone: que negocie alquileres sociales asequibles para las familias que viven en sus viviendas, y que ofrezca la posibilidad de la dación en pago -devolver el piso para saldar la hipoteca- a estas mismas familias.