Quedarse en números rojos sale a precio de oro: un euro puede costar 50

El comparador de cuentas HelpMyCash.com analiza cuánto cuesta quedarse tener un descubierto en los principales bancos que operan en España

4 min
La banca estudia conceder préstamos bancarios.
Olivia Feldman (Help my Cash)
Sábado, 31.10.2015 16:53

Las comisiones asociadas de los bancos han provocado que quedarse eventualmente en números rojos salga muy caro: un descubierto de 1 euro durante unos pocos días puede acabar saliendo por más de 50. Y es que las comisiones aumentan de forma muy considerable el precio del servicio. Mucho más que el interés que se aplica al dinero prestado, que si el descubierto no es muy elevado apenas supone un coste extra.

El comparador de cuentas sin comisiones HelpMyCash.com ha analizado cuánto cuesta quedarse en números rojos en los principales bancos que operan en España y los resultados revelan que tener un descubierto en un banco o en otro puede significar una diferencia de más de 50 euros en el coste final.

¿Cuáles son los bancos que más cobran?

La gran banca es la que más castiga los descubiertos, mientras que las entidades online son las que menos cobran. El cargo por reclamación de posiciones deudoras, que se aplica como compensación por la gestión que debe realizar la entidad para reclamar el descubierto, oscila entre los 0 y los 39 euros, aunque la mayoría de las entidades cargan una comisión de 35 euros.

Banco Santander y Openbank son los que más cobran por este concepto, concretamente 39 euros. CaixaBank, Banco Sabadell, Bankia, Unicaja, Ibercaja y Banco Popular cobran 35 euros por esta gestión, mientras que BBVA se queda en 30.

En sentido opuesto se encuentran ING Direct, que cobra 25 euros, Self Bank, que carga 14,90 euros, y EVO Banco que no aplica ninguna comisión. Es más, los titulares de esta última entidad bancaria, a través de la Cuenta Inteligente EVO, no pagan ningún tipo de comisión por tener un descubierto.

Apertura del descubierto

A la comisión anterior se debe también sumarle el cargo por la apertura del descubierto propiamente dicho, que se suele aplicar sobre el mayor saldo deudor, y acostumbra a ser de un 4,5 % con un mínimo de 15 euros. Esto significa que, aunque el descubierto sea de un euro, se cargará el mínimo que son 15.

Las excepciones a esta norma se encuentran en Openbank, Self Bank, ING Direct y EVO Banco. Estas entidades no aplican este cargo, mientras que en Kutxabank es de un 4 % con un mínimo de 7 euros, muy por debajo de la media. En el otro extremo se sitúan Banco Santander que aplica un 5 % con un mínimo de 18 euros y Banco Popular que carga un 4,5 % con un mínimo de 20 euros, aunque en este caso el mínimo no se aplica en descubiertos menores a 60 euros.

¿Dónde sale más barato tener un descubierto?

Los clientes de ING Direct, EVO Banco, Openbank y Self Bank no pagan comisión por descubierto, por lo que se ahorran unos 15 euros cada vez que se quedan en números rojos.

Asimismo, los titulares de una Cuenta Inteligente EVO tampoco pagan comisión por reclamación de posiciones deudoras y los que tienen una Cuenta Self al 3 % TAE en Self Bank o una Cuenta Nómina o Sin Nómina en ING Direct pagan un precio muy inferior a la media, de 14,90 euros en el primer caso y de 25 euros en el segundo.

En los cuatro casos el interés que se aplica sobre el dinero prestado oscila entre el 8,41 y el 9,57 %, aunque para un descubierto a corto plazo y por un interés bajo de dinero apenas supone unos céntimos.

Por el contrario, el mismo descubierto alcanzaría los 50 euros en la mayoría de las entidades --CaixaBank, Banco Sabadell, Bankia, Unicaja, entre otros-- e incluso superaría esta cantidad en Banco Santander, alcanzando los 57 euros.

Hay que destacar que las comisiones utilizadas para este estudio son las que aparecen en el libro de tarifas de cada entidad y que pueden variar dependiendo del contrato que tenga el cliente con la entidad.

Un descubierto, más caro que un minicrédito

Es conocida la fama --a menudo injusta-- que tienen los minicréditos online, pero cuando se trata de importes bajos resultan más baratos que tener un descubierto en la cuenta.

De media, un minicrédito de 100 euros a 30 días cuesta 30 euros, por el contrario, un descubierto de 100 euros a 30 días en la gran banca --Caixabank, BBVA o Santander-- costaría más de 45 euros.