Tresporcientolandia, la cueva de la corrupción y el hombre estatua

11 min

Zuloaga y Bolaño, en La Razón, informan de que los fiscales han trincado una agenda del tesorero de Mas que es la bomba, el gran desencriptador del 3%

Pablo Planas
Jueves, 22.10.2015 08:30
ABC:"No son donaciones a la fundación, el dinero va a Convergencia"

El Mundo: Golpe a la red del 3%

El País: El escándalo del 3% alcanza de lleno a Mas y la Generalitat

La Razón: La agenda del tesorero de Mas prueba el cobro del 3% a los empresarios

Ara: Més pressió judicial

El Periódico: Golpe al 3% de CDC

El Punt Avui: El 3% irromp en l'inici de la legislatura

La Vanguardia: Macrooperación judicial por la financiación de CDC

Cinco Días: Arranca la subasta electoral

El Economista: El juez obliga a indemnizar a OHL por las autopistas de peaje

Expansión: El Corte Inglés: créditos exprés para clientes con tarjeta

Todo se desintegra en torno a Artur Mas, que explota su fama de gafe mientras los picolos montan guardia en la puerta de la cueva corrupta y reciben las felicitaciones de algunos ciudadanos. Las pruebas se acumulan. Hay documentos rescatados de la destructora de papel y reconstruidos, carpetas azules, apuntes a mano en copias de contratos y hasta una agenda con los tipos a los que reclamar la derrama, la mordida, el hachazo del 3% que después retornaba a muchas empresas bajo el concepto de sobrecoste respecto al proyecto inicial. Convergència es un partido en estado crítico con las tuberías obturadas, de tal modo que apesta a corrupción. Mas pone la mano en el fuego por todos los detenidos pero no se hace responsable de nada, como en el 9-N. Yo no sé nada, la sociedad es la culpable, van contra el proceso o lo de la caza mayor, que en España es un deporte para coleccionistas de cornamentas.

Los lamentos del "president" contrastan con el peso de las investigaciones. Ardua tarea porque el 3% es el santo y seña del clan Pujol, del caso Palau, de la operación Petrum, de Pretoria, del caso Torredembarra y de todo lo demás, incluidas las prótesis de cadera y de columna caducadas. Al líder de CDC le tienen rodeado, pero él a lo suyo, como el general Custer, pero con escapatoria. Que casquen los demás: el tesorero, el alto cargo, los empresarios y los curritos del partido. Y dice que siempre da la cara, pero el cuatro de "Juntos por el Sí" permanece en lo alto de las escaleras del TSJC, brazo en alto, henchido de autocomplacencia, convertido en una estatua coreana, como la de su tutor Pujol en Premià.

Las principales estrellas del columnismo soberano prefieren mirar a otra parte, lo que no es precisamente raro. Doña Pilar escribe de Argentina. Hay dudas, temor a que la CUP diga no a la investidura o pida el 30% de todo. Quien sí se atreve a coger el toro por los cuernos es el intrépido director de La Vanguardia, Màrius Carol. Ahí va un extracto de su billete diario, una clase magistral sobre eso que llaman periodismo al borde del precipicio: "El periodismo hace tiempo que aprendió a vivir con sobresaltos, a caminar por el filo de la navaja. Y mejor es hacerse un corte en los pies que partirse las piernas. Todo el mundo mira, muchos señalan y bastantes se quejan. Las cosas que ocurren hace demasiado que son incontrolables y contarlas produce más de un sarpullido o escuecen como urticarias. La policía volvió de nuevo a la sede de CDC buscando arcas perdidas de papeles más o menos extraviados. Madrid me mata, dicen algunos como el título de aquella revista ochentera. Pero esta nueva investigación de un juez de El Vendrell que amargó el desayuno a los dirigentes nacionalistas la inició una concejal de ERC en Torredembarra y los agentes ya van por la segunda visita, indigestando el cruasán a los tesoreros convergentes, uno tras otro. El 3% empezó siendo una ocurrencia de Pasqual Maragall en sede parlamentaria y se ha convertido en el estribillo de los columnistas que desean que el proceso embarranque, y en el aria de quienes desean que la nave a Ítaca definitivamente naufrague".

¿Un estribillo? ¿Nave a Ítaca?. ¿Una ocurrencia de Maragall? Pues vaya tino. Lástima que el entonces presidente se envainara el porcentaje para salvar un Estatut que luego Mas tuneaba a la baja con Zapatero mientras fumaban en el porche de Moncloa.

Arcadi Espada analiza en El Mundo el mecanismo y su relación con el proceso, también con Maragall en la escena: "Las relaciones que se establecen entre corruptor y corrompido son bastante similares a las del chiste del dentista y su paciente. No vamos a hacernos daño. Es una exageración atribuir la obstinación en el proceso secesionista a la necesidad de protección de los intereses corruptos de los dirigentes de Convergència. Pero la corrupción del régimen nacionalista, puramente sistémica, ha influido decisivamente en el proceso. El independentismo no ha surgido como una inesperada flor política al margen del sistema. Ha sido una gran parte del sistema la que se ha movido pesadamente hacia el independentismo. No ha sido la decisión de un partido nuevo sino el giro inesperado de un viejo partido, deudor y acreedor al tiempo en una compacta trama de intereses. La principal extorsión que Convergència ha practicado con los empresarios ha sido la del independentismo. Pero solo porque antes los extorsionó eficazmente con aquel porcentaje que, de forma muy optimista, el Maragall visionario había cifrado en el 3%".

La noticia notición viene de la mano de J. M. Zuloaga y Toni Bolaño en La Razón. La agenda Viloca es el desencriptador. Escriben Zuloaga y Bolaño: "Lo apuntaba todo: nombres, fechas, lugares y cantidades. Un hombre metódico que quizás haya hecho estallar toda la «trama» del 3% que en su día denunciara Pasqual Maragall. Pero incluso para los hombres metódicos puede llegar el día que tengan que escribir una anotación indeseada desde un lugar indeseado.Una agenda hallada por la Guardia Civil en registros del despacho de Andreu Viloca, tesorero de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), ha resultado fundamental para poder desarrollar la nueva fase de la operación dirigida a desmantelar la trama de comisiones a cambio de la concesión de obras que licitaba la Generalitat y otras instituciones gobernadas por CDC. Según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación, en esa agenda, Viloca, que sucedió en el cargo y en este tipo de funciones a Daniel Osácar, apuntaba las fechas en las que se entrevistaba con una serie de empresarios que querían hacer las obras. En esa labor de le ayudaban el secretario del patronato de la fundación Catdem, Carles del Pozo, y una administrativa de Convergència, que también han sido arrestados".

Así operaban, según el texto: "El mecanismo, según se deduce de las pesquisas realizadas, consistía en que, una vez que se tenía conocimiento del interés del empresario por trabajar para la Generalitat e instituciones gobernadas por CDC, Viloca, en función de su importancia y la obra licitada, se ponía en contacto con él y concertaba una entrevista. Le indicaba la cantidad que, bien por transferencia, en metálico o por cheque, se debía ingresar en Catdem. Estas cantidades nunca llegaban a la fundación hasta que la obra no había sido concedida de forma oficial. En otros casos, bien fuera por problemas de trabajo de Viloca o por otros, era Carles del Pozo y la citada administrativa los que acudían a las citas".

Se conoce que el señor Viloca es un fan fatal del Barça, al que sigue incluso en sus desplazamientos europeos, de modo que habría días que debía decir a sus subordinados aquello de "ve tú, que ya sabes cómo va y a mi me da la risa". Viloca, un hombre afable, bromista, pero hermético. Con un solo defecto: apuntarlo todo.

En El Mundo, Germán González aborda la derivada de la destructora de papel que echaba humo por las rendijas: "La Fiscalía Anticorrupción ha querido destacar la "especial relevancia" de los documentos que se encontraron en una destructora de papel ubicada en el despacho de Andreu Viloca, el tesorero de CDC, en el registro del pasado agosto para la operación realizada este miércoles en Barcelona contra este partido. En un comunicado, los fiscales anticorrupción Fernando Bermejo y José Grinda destacan que estos documentos fueron "reconstruidos por el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil" y que gracias a la información obtenida durante varias actuaciones dentro de esta operación se realizaron las 21 entradas y registros en sitios como la sede de CDC en Barcelona, la de la antigua Gisa, varias empresas como Copisa o Rogasa y domicilios particulares. Además, destacan que la investigación se inició en 2013".

Sigue: "En concreto, la Fiscalía destaca que ha coordinado los registros y detenciones realizadas por la Guardia Civil por orden judicial y recuerdan que estas actuaciones "se han llevado a cabo tras el análisis de la documentación incautada a finales del pasado mes de agosto, en los registros practicados en distintos domicilios y en las sedes de la fundación CatDem y de CDC en Barcelona, y valorando la situación de urgencia en la práctica de diligencias debido al riesgo de destrucción de los medios de prueba". También indican que "dada la especial condición de CDC como partido político y piedra angular del sistema constitucional, la diligencia de entrada y registro se ha limitado escrupulosamente a los elementos de investigación referidos a los siguientes delitos: cohecho, blanqueo de capitales, prevaricación, financiación ilegal de partidos políticos, alteración de precios en concursos y subastas públicas y falsedad en documento mercantil".

Para que luego se queje Rull de los fiscales.

Destaca en El País el artículo de Laura Freixas sobre lo que pasa aquí, en Tresporcientolandia, capital condal: "Superioridad. Cataluña “ha amado a pesar de no ser amada”, recibiendo a cambio “menosprecio”; pero es tan bondadosa que el despreciador “nos va a encontrar siempre con la mano tendida, ajenos a todo reproche”. Parece una fotonovela, pero es un artículo del president (A los españoles, EL PAÍS, 6-9-15). La visión de Cataluña como un pueblo superior y por eso mismo perseguido con saña ha calado a fondo estos últimos tiempos. Aparece en el artículo de Mas, que califica la sociedad catalana de “racional, productiva, libre, justa” (a diferencia, hay que sobreentender, del resto de España), o en la declaración de soberanía del Parlament, donde leemos que ya en el siglo XIII Cataluña defendía “la igualdad de oportunidades” (un portento: socialdemocracia en pleno feudalismo), y la remachan día a día innumerables columnistas con un mensaje simple y eficaz: nosotros somos dignos, valientes, pacíficos, demócratas, “estamos dando una lección al mundo”…; ellos (España, toda en el mismo saco) son autoritarios, cínicos, ladrones: “nos roban”, “nos maltratan”, “nos humillan”, “no nos quieren”, “solo quieren nuestro dinero”... Se divulga una versión de la Historia según la cual los catalanes nunca participaron, salvo como víctimas, en nada reprobable: guerras, franquismo, discriminación, explotación económica del prójimo…; no hubo ni hay otra cosa que “España contra Cataluña”".A ver qué pasa hoy, porque en lo de la corrupción, los más pecadores portan honda y van como motos.

22 de octubre, santoral: Juan Pablo II Papa, Abercio de Hierápolis, Alodia de Huesca, Benito de Massérac, Córdula mártir y Donato Scoto.

Comentar