Un comité de consejeros estudia quién dirigirá Fira de Barcelona

Un grupo reducido de notables de la ciudad intenta captar al mejor candidato para sustituir a Agustí Cordón en la institución económica

3 min
Pedro Fontana, Jordi Clos, Enrique Lacalle, Josep Lluís Bonet, Luis Conde y Agustí Cordón, consejeros y director general de Fira de Barcelona.
Xavier Salvador
Martes, 20.10.2015 00:00

Un comité de cinco personas liderado por Pedro Fontana estudia quién dirigirá Fira de Barcelona tras la salida de su máximo ejecutivo Agustí Cordón. En ese grupo restringido también participan Jordi Clos, Enrique Lacalle y Luis Conde, ambos consejeros de la institución económica. Mandatados por Josep Lluís Bonet, presidente del órgano de gobierno, tienen el encargo de buscar un sustituto que mantenga el nivel de gestión y de proyección pública. 

Lacalle ha intentado sugerir una solución interna que pasa por promocionar a Ricard Zapatero, uno de sus colaboradores históricos y el hombre con el que ha dirigido el Salón del Automóvil durante años. Zapatero es hoy director del negocio internacional de Fira de Barcelona, el encargado de vender salones por diferentes países. Cuando el antecesor de Cordón (Josep Gual) dejó la entidad, Lacalle también intentó incorporar a un protegido suyo a la dirección. Hubo un enorme revuelo en el comité directivo de la entidad que obligaron al presidente a optar por buscar fuera de la casa un perfil como el del ahora cesante director general.

El aval perjudicó a Zapatero

La estrategia de Lacalle no gusta a una parte amplia del consejo ni tampoco al equipo directivo de la feria. Antes que Zapatero, en clave interna se apostaba por el perfil de Pere Cambrubí, actual responsable de negocio externo de la entidad. Es la opción que prefiere Bonet, presidente del consejo, quien hubiera deseado que Cordón siguiera vinculado a Fira, en especial por sus relaciones con John Hoffman, organizador del congreso mundial de móviles.

Que Lacalle, presidente de Barcelona Meeting Point y del Salón del Automóvil, fuera el principal avalador de Zapatero no gustó a buena parte de los consejeros, lo que muestra su pérdida de influencia en el seno de la entidad. En diciembre vence su etapa de consejero.

Con Conde la estrategia es otra. El cazatalentos tiene una de las firmas de referencia de la captación de directivos en España. En el consejo de administración de la feria una parte de sus componentes considera que su pertenencia a ese órgano de administración no debe representar un negocio adicional para su empresa particular. Sí que debe, en cambio, poner su experiencia al servicio de la institución. Conde preside el Salón Náutico de la feria. Su empresa ha participado de forma activa en los últimos fichajes de dirección general de Fira de Barcelona.

Directivos que se ofrecen para el cargo

En ese marco de opiniones, el consejo ha decidido optar por trabajar con ese comité restringido que se encargará de analizar un listado de candidatos externos para suplir a Agustí Cordón. Muchos directivos y ejecutivos se han ofrecido a Fira de Barcelona para ejercer la dirección. Habrán reuniones y entrevistas con aquellos perfiles que se han considerado óptimos para la entidad de promoción económica, en un marco de discreción.

“Sólo en el caso de que los consejeros no se pongan de acuerdo o sean incapaces de hallar un perfil idóneo se recurrirá a profesionales externos, posiblemente Conde, como pasó con Cordón y antes con Gual”, señala un consejero.