Volkswagen recorta en 1.000 millones la inversión anual de su marca propia

El grupo detalla los primeros ajustes en una firma del consorcio tras la salida a la luz del escándalo del 'dieselgate', la manipulación de las emisiones en 11 millones de vehículos

3 min
El consejero delegado de la marca Volkswagen, Herbert Diess (izquierda), y la fábrica del consorcio en Wolfsburg (Alemania)
Redacción
Martes, 13.10.2015 12:28

Volkswagen ha dado a conocer los primeros ajustes concretos en una marca del consorcio tras el diéselgate, el escándalo de la manipulación de las emisiones en 11 millones de vehículos. La marca que comparte el nombre con el grupo, capitaneada por Herbert Diess, rebajará en 1.000 millones de euros sus inversiones anuales en Alemania y ha lanzado un nuevo plan de eficiencias.

El consejero delegado indica en un comunicado que el objetivo de las medidas implementadas es el de “reposicionarse a sí misma para el futuro” y volverse “más eficientes, dando un nuevo enfoque a nuestra gama de productos y a nuestras tecnologías clave”. En el fondo, se trata de una revisión de toda su cartera de productos para adaptar la marca a la nueva realidad del consorcio y a la necesidad de reducir los gastos.

Reorientación de los diésel

De entrada, se “reorienta” la estrategia en la venta de vehículos diésel, los más castigados reputacionalmente por la manipulación del grupo. La marca Volkswagen únicamente instalará la tecnología de reducción catalítica selectiva (SCR) y AdBlue en sus vehículos diésel en Europa y Norteamérica “lo antes posible”.

La firma insiste en que todos los productos de este segmento estarán equipados “sólo con sistemas de escape que utilicen la mejor tecnología medioambiental”.

Combustibles ‘limpios’

Por otro lado, se reforzará el desarrollo de la plataforma modular (MBQ) que usan todos los coches de la marca con el acento puesto en los combustibles limpios.

La marca señala la necesidad de mejorar las autonomías de los híbridos enchufables, quiere alcanzar los 300 kilómetros de autonomía de sus eléctricos (casi igualar a la marca decana del sector, la estadounidense Tesla), conseguir un sistema de suministro de energía de 48 voltios y en desarrollar concept car diésel, de gasolina y de gas natural comprimido.

Clara apuesta por el vehículo eléctrico

El desarrollo del segmento eléctrico es el que menos sufrirá los recortes aplicados. Entre otros, el consejo de administración ha pactado que la futura generación del modelo Phaeton, el buque insignia de la marca y el más caro de todo su portfolio, será eléctrico y debe contar con la autonomía necesaria para recorrer largas distancias.

Además, la marca Volkswagen desarrollará una nueva plataforma para vehículos eléctricos del segmento compacto que se podrán usar en diferentes marcas del consorcio y será válida tanto para turismos como para vehículos comerciales ligeros.

"El sistema estandarizado será diseñado para todas las estructuras de carrocería y tipos de vehículo, lo que permitiría concept cars particularmente emocionales, y servirá para contar con una autonomía en modo eléctrico de entre 250 y 500 kilómetros", añadió la automovilística.