¿Quién es Álex Cruz, el nuevo hombre fuerte de British Airways?

Contrario al independentismo, el futuro presidente de la aerolínea británica es un vasco que trabajaba en Barcelona y vivía en Londres. Quizá uno de los ejecutivos más sabios de la industria aeronáutica mundial

3 min
IAG ha nombrado al español Álex Cruz presidente de British Airways.
Xavier Salvador
Viernes, 6.11.2015 17:15

Cruz es un bilbaíno de 49 años. Pero no es un vasco arquetípico, por más que su imagen se empeñe en lo contrario. Conoce, por ejemplo, la realidad catalana. Ha pasado muchos años trabajando Barcelona y no le gusta la situación política. La vivió en sus carnes, cuando los primeros conatos de independentismo abogaban por un aeropuerto de gestión diferente a la de AENA y tras enfrentarse a una competencia desleal que quería convertir un proyecto político (Spanair) en una realidad de mercado.

Álex Cruz es un gestor sabio. Por eso los británicos le han adoptado y habita en Londres desde hace años. Justo después de pasar un tiempo en American Airlines, donde aprendió casi todo sobre la aviación, y regresar a Accenture como analista del sector. Incluso tuvo tiempo para crear su propia empresa. Pronto, los Carulla y los Serratosa, le echaron el ojo. Fue el primer artífice de Clickair, una aerolínea low cost nacida cuando en España apenas se sabía pronunciar el concepto.

¿Cuánto pesa una revista en el aire? 

Al poco tiempo, Iberia primero y Vueling después, creyeron en sus conocimientos y capacidades. Sabe de memoria cuántos gramos pesa una revista, de esas que acompañan los asientos de los aviones, y el coste que su transporte supone en términos de queroseno para los aparatos de su compañía.

Cuando viaja en sus aviones intenta meterse en la cabina de los tripulantes. No sólo porque su físico se acomoda mal en los asientos de Vueling, sino también para adoctrinar a los pilotos de la necesidad de ahorrar a cada milla aérea que vuela. Por ejemplo, pidiendo permiso a los controladores para utilizar atajos de navegación que reducen el coste en tiempo y energía consumida.

Lector empedernido 

Álex Cruz es de esos vascos cincuentones a los que es fácil ver pasearse por un aeropuerto. Visita a sus equipos de forma regular, vive las compañías desde dentro, como un pasajero más. Eso le ha llevado a conocer mejor que nadie las necesidades de los clientes y los defectos de sus competidores.

Los constantes viajes a su domicilio de Londres, unidos a su pasión por la industria de altos vuelos lo convirtieron en el rey del low cost, primero, y en el astro de las aerolíneas, después. Lector empedernido, devora todo lo que cae en sus manos (Crónica Global también, desde hace unos meses), goza conociendo la actualidad. Para decidir hay que estar bien informado, parece sostener.

"Me dejará trabajar" 

Con su futuro nombramiento como máximo responsable de British Airways pone de manifiesto que Wallash, el jefazo de IAG, ha apostado por él. “Me dejará trabajar”, me dijo la última vez que coincidí con él en un autobús de un aeropuerto camino de la terminal. Le acababan de nombrar presidente de Vueling tras la opa que puso la aerolínea de base barcelonesa en una filial más del gigante aeronáutico hispanobritánico. Y a fe que se lo han permitido. Incluso, diríase, que están aprendiendo de él.
Comentar