Carnicería terrorista en París

Comandos yihadistas provocan una matanza en la capital francesa con un ataque sincronizado en al menos siete puntos de la ciudad

2 min
El cuerpo de un fallecido yace junto a un policía a las puertas de la sala de conciertos Bataclan, en París
Redacción
Sábado, 14.11.2015 01:06

El riesgo inminente de un ataque terrorista del que hablaban las autoridades francesas cada vez que en los últimos meses se procedía a la detención de un activista no era infundado. Esta noche de viernes París ha vivido su particular 11-S con siete ataques simultáneos e indiscriminados en los que han participado terroristas suicidas.

El balance de urgencia de la matanza son 45 personas muertas y varías decenas de heridos graves. Los escenarios habrían sido los barrios 10 y 11 de la capital, Bataclan, Repúblique, Les halles, el Stande de France y Bellevillek.

Pánico y solidaridad

La sensación de pánico ha despertado, como cuando los sucesos de la revista Charlie Hebdo, grandes muestras de solidaridad. Decenas de taxistas que no estaban de servicio han sacado sus vehículos para llevar gratuitamente a la gente a sus domicilios.

En un ataque sin precedentes, los terroristas han provocado una carnicería tiroteando terrazas de bares y restaurantes públicos en los distritos más céntricos de la capital francesa. También han provocado diversas explosiones cerca del Stade de France, donde en ese momento estaban jugando un partido amistoso las selecciones de Francia y Alemania.

El presidente francés, François Hollande, que estaba presenciando el encuentro, ha sido evacuado.

Conductores suicidas

Al parecer, el aguno de los ataques los protagonistas han sido dos conductores suicidas que se has inmolado al grito de "Alá es grande".

Uno de los grupos de terroristas también ha tomado como rehenes a las personas que estaban a esa hora en el interior de una sala de conciertos, Bataclan.

Asalto a la discoteca

Las autoridades temen que los terroristas estén fuertemente armados con fusiles y explosivos a la espera de un enfrentamiento con los efectivos policiales. Se desconoce el número exacto de personas retenidas, aunque podría llegar al centenar. Los agentes especiales han asalto la sala de fiestas para liberar a los rehenes, aunque en la operación se han producido más muertes.

Esta ola de ataques llega nueve meses después de los sangrientos hechos de febrero, cuando terroristas yihadistas atentaron en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo y en un supermercado de productos kosher, también en París.

El Gobierno francés, que ha recibido muestras de apoyo de todo el mundo, ha decidido el cierre de sus fronteras y declarar el estado de emergencia. Hoy mismo se había iniciado en el país el restablecimiento de los controles fronterizos para aumentar la seguridad de cara a la cumbre del clima que está previsto que se celebre en París a partir del día 30 de este mes.

Comentar