Catalana d'Iniciatives, en liquidación, sigue generando pérdidas

Spanair fue una de las inversiones ruinosas de la Generalitat.

La sociedad de capital riesgo Catalana d’Inciatives entró en proceso de liquidación en diciembre de 2013, pero ello no es óbice de que continúe arrojando déficits cuantiosos. El año pasado rubricó el balance con un resultado negativo de 1,9 millones de euros. El demérito es consecuencia de unos ingresos nulos y unos gastos de explotación de 1,4 millones, más medio millón de resultado financiero negativo. La sociedad arroja un patrimonio neto deficitario de 8,2 millones.

Catalana d’Inciatives, un híbrido de accionistas públicos y privados, cavó su tumba el día que por órdenes políticas se obligó a sus gestores a tomar el 10% de Spanair. La quiebra de esta aerolínea ha costado más de 200 millones de euros a los contribuyentes catalanes.

El quebranto para Iniciatives fue de tal calibre, que de una tacada consumió todos los recursos acumulados en veinte años de fecunda trayectoria y la compañía se hundió para siempre. En el periodo 2010-2014 contabilizó unos números rojos de 76 millones.