Clan Pujol: El reparto de dinero andorrano dio paso a una trama para disimular el contubernio

El sumario del 'caso Júnior' demuestra que los hermanos entrelazaron sus sociedades para camuflar el cobro de mordidas

2 min
Jaume Ferrer Graupera, Jordi Pujol Ferrusola y Carles Sumarroca.
Carlos Quílez
Lunes, 23.11.2015 21:01

“La madeja tejida por este grupo de raigambre familiar, cuyo funcionamiento se extendía temporalmente desde hace mucho tiempo, ha ido evolucionando en cuanto a sus formas de ejecución, manteniendo en el fondo, no obstante, el mismo espíritu, la precepción de comisiones ilícitas con el trasfondo de la actividad pública, acreditada fehacientemente en algunos casos concretos  a lo largo del procedimiento”.

Así se expresa un informe policial que forma parte del sumario que dirige el juez central de instrucción número 5 de la audiencia nacional, José de la Mata. 

“Las relaciones cruzadas entre las diversas sociedades instrumentales asociadas a los hermanos Pujol Ferrusola son frecuentes compartiendo, incluso, a las personas que ponen al frente de las mismas como es el caso de Francisco José Vinaches Soler, que es apoderado de MT Tahat (controlada por Jordi Pujol Ferrusola) y también estaría en el organigrama de Blau Consultoría, sociedad dominada por Pere Pujol Ferrusola. Ambas sociedades comparten domicilio social en la calle diputación 260 de Barcelona”, prosigue la descripción del mismo documento.

Tapar el confabulación

Los informes que maneja el juez describen operaciones increíbles o, directamente esperpénticas. En este sentido, la Udef relata que dos empresas dirigidas por el empresario Jaume Ferrer Graupera (ex directivo del Barça) se utilizaron para hacer de puente entre el clan Sumarroca y el clan Pujol. “El indicio más relevante de criminalidad fue detectado por la unidad adscrita a la fiscalía anticorrupción de la AEAT, que sugería la existencia de una refacturación de forma que la sociedades Trade Management Consulting y Cientific Management (ambas controladas por Ferrer Graupera) únicamente habían servido de puente para que capitales con origen en Emte (grupo Sumarroca) finalizaran en las cuentas corrientes de la sociedad de Jordi Pujol Ferrusola, denominada Project Marqueting Cat”.
Comentar