Colau se propone triplicar el carril bici durante su mandato

El plan cuenta con el apoyo de las asociaciones de usuarios, pero estas marcan sus prioridades

3 min
Detalle del mapa de nuevo carril bici proyectado por el Ayuntamiento de Barcelona.
Carles Bellsolà
Viernes, 20.11.2015 21:00

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este viernes un ambicioso plan para la movilidad en bicicleta en la ciudad. Propone casi triplicar la extensión de la red de carril bici, con el objetivo de pasar de los 116 km actuales a 308 en en 2018. El plan cuenta con la aprobación de los usuarios, que han participado con sus aportaciones. Aunque estos exponen su temor a que no pueda materializarse por completo, por lo que exponen un "plan de preferencias" para las obras.

El proyecto, con un presupuesto total de 32 millones de euros, se marca como objetivo que, al final del mandato de Ada Colau, "el 95% de la población tenga un carril bici a menos de 300 metros de su domicilio", como ha expresado la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

Para lograrlo, el equipo de gobierno plantea llevar a cabo un total de "128 actuaciones" diferentes en la ciudad, tanto de creación de nuevos carriles bici como de "mejora" de otros. La voluntad del gobierno municipal es que la mayor parte de los carriles transcurran por la calzada, y segregados del tráfico motorizado. Aunque advierten de que de momento solo se trata de una "hoja de ruta", que "puede variar" en el momento de llevar a cabo las actuaciones concretas.

Los grandes nuevos ejes

Los principales nuevos carriles están proyectados por encima de la Diagonal, así como en el sentido Mar-Montaña. Es decir, donde presenta más carencias la red actual, más poblada en el Eixample y en el sentido Llobregat-Besòs. Entre las actuaciones, destacan el carril que debe seguir la Ronda de Dalt, el que se plantea para llegar a la Zona Franca, o el que debería seguir la Travessera de Gràcia –con un tramo compartido y 'pacificado' en su parte central, la que cruza el barrio de la Vila de Gràcia–.

También destaca la remodelación, prevista para 2016, del carril bici de Gran Via, actualmente fragmentario y dibujado en las aceras centrales. El gobierno municipal aun no ha decidido si mantendrá el carril en su ubicación actual o si lo traslada a la calzada.

Las entidades de usuarios aprueban el proyecto

Las asociaciones de usuarios bendicen el proyecto. El portavoz de Amics de la Bici y de la Coordinadora Catalana de Usuarios de la Bicicleta Albert Garcia explica que han participado en el mismo, y que se han recogido algunas de sus ideas. Aunque alertan de que una plan "tan ambicioso" podría no llegar a realizarse por completo, ya sea "porque no hay tiempo o dinero" o porque BComú no obtiene el apoyo de otros grupos. Por ello, marcan sus prioridades.

Las entidades piden que se prioricen los carriles bici en tres "coronas" que sigan las "circunvalaciones naturales de los coches": los de la Ronda de Dalt y Travessera de Gràcia que ya contempla el consistorio que deberían continuarse por otras grandes avenidas hasta llegar al litoral, y otro por General Mitre y la Ronda del Mig. Sobre este último eje, reniegan de la intervención que llevo acabo el anterior alcalde, el convergente Xavier Trias, y lamentan que no reservara el espacio que reclamaron para la bici, y que en cambio construyera unas aceras "sobredimensionadas".

Comentar