Desigual invierte 40 millones en su centro logístico más puntero

La firma textil reserva otros 150 millones para destinar a mejoras en la plataforma situada cerca del aeropuerto de Barcelona-El Prat

4 min
El director de marketing y comunicación de Desigual, Borja Castresana (izquierda), y el de operaciones, Manel Jiménez (derecha) en el centro logístico de Viladecans (Barcelona)
Cristina Farrés
Jueves, 5.11.2015 17:53

Desigual estrena centro logístico. El grupo textil ha invertido 40 millones de euros en poner en marcha la plataforma más moderna de la firma situada en Viladecans (Barcelona), a escasos minutos del aeropuerto de Barcelona-El Prat. A pleno rendimiento y de forma tecnificada, puede gestionar más de 50 millones de unidades de todas las categoría de productos que conforman la marca catalana para abastecer las distintas modalidades de venta.

Y eso, en Desigual, implica 17 canales de distribución. Es uno de los grupos con mayor diversidad en este sentido debido al ambicioso plan de expansión de los últimos años. La firma está presente ahora en 40 países, pero la multitud de puntos de distribución ha obligado a revisar el plan de negocio y replantear qué segmento es el más favorable para consolidar las ventas de la compañía. El proceso se inició en verano.

Llegada de productos

La firma produce básicamente en China e India (España, Portugal y Turquía fabrican el 20% de las salidas). El nuevo centro logístico cuenta con seis muelles para recibir las entregas de alguno de estos países. Al descargar una caja, el material pasa primero por un filtro en el que se verifica la calidad tanto del empaquetado como del producto para llegar a un silo que lo reparte de forma automatizada en un almacén de doble altura. Se clasifican las prendas y se almacenan a la espera de que se les reclame mediante un pedido, venga del canal que venga.

Cuando una tienda (física o de e-commerce) reclama varias prendas, se localizan de forma automatizada y se preparan las cajas sin necesidad de intervención humana. La tecnificación llega al punto de que se puede volver a almacenar una entrega a la espera de que llegue al centro logístico un producto que no está en stock.   

Desarrollo del e-commerce

El director de operaciones de Desigual, Manel Jiménez, explicó en la presentación del centro logístico que el 60% de los pedidos que salen de Viladecans van destinados al canal retail, en el que se incluye las tiendas propias, los corners y las franquicias. Los productos que van a parar a establecimientos especializados en perfumería o zapatos, por ejemplo, son los destinatarios del 30% del trabajo logístico de este centro y el 5% restante se destina a e-commerce.

Cabe tener en cuenta de que la firma ha puesto en marcha un programa para potenciar que las entregas de las ventas desde la página web de Desigual se gestionen directamente con el stock de las tiendas de referencia para poder entregar en mano (o que se pueda recoger en la tienda) en como mucho 24 horas. El portal está implementado en 22 países. En cuanto a las ventas 2.0, este ejercicio han crecido por encima del resto y suponen el 10% del total de la facturación si se incluyen también las que se realizan desde plataformas como Amazon o Zalando. 

Salida de productos

Para las salidas, sólo pasan por un filtro de manipulación especial los productos delicados o muy voluminosos. Cuando la caja está cerrada llega a uno de los siete muelles de expedición. Dependiendo de su destino la esperará un camión de una determinada compañía, ya que Desigual trabaja con multitud de grupos del perfil de DHL o UPS (encargada del e-commerce).

Actualmente trabajan 100 personas en el centro de trabajo. En momentos de puntas de trabajo, como durante la Navidad o en el inicio de las rebajas, la plantilla del centro logístico de Viladecans se llega a duplicar. Gran parte de la contratación viene de empresas de trabajo temporal.

Desarrollo futuro

La dirección de Desigual estima que el centro logístico podrá convivir sin problemas con el de la localidad vecina de Gavà (Barcelona). Existe la posibilidad de invertir 10 millones en reforzar la maquinaria que ya está instalada e incrementar los metros cuadrados de almacenaje y, en el caso de que se llegara a requerir, la pastilla de terreno adyacente está vacía.

La compañía dispone de 150 millones de remanente del proyecto de nuevo centro logístico que se podrían activar “en función de la necesidad del negocio”, en palabras del director de márketing y comunicación, Borja Castresana. Por el momento, no se prevé movilizar el capital en los próximos ejercicios.