El Grupo Torres recibe otra denuncia por la estafa del biocombustible

Un grupo de empresarios que invirtieron en un proyecto inexistente, afirman que los imputados disfrutaron ilegalmente de subvenciones públicas

2 min
Tercera querella a Julio Torres Vérez, consejero delegado de “Biocombustible de Melo”, perteneciente a Grupo Torres.
Carlos Quílez
Martes, 24.11.2015 22:50

“Estafa continuada, delito societario, falsedad, insolvencia punible y delito contra la hacienda pública”. Estos son los cargos que un grupo de empresarios afectados por la llamada estafa del biocombustible han presentado en los juzgados de Madrid contra Julio Torres Vérez, consejero delegado de “Biocombustible de Melo”, perteneciente a Grupo Torres, a quien acusan de haber captado, bajo engaños, fondos millonarios para la construcción y puesta en marcha de una planta de biomasa en Cuenca que nunca se llegó a funcionar.

Movimientos de dinero sospechosos

La querella, que ha recaído en el juzgado de instrucción número 4 de Madrid, describe, además, decenas de operaciones de movimientos de capital entre algunas de las sociedades bajo control de Torres, en lo que se sospecha puede ser un sistema de prestamos entrecruzados para disimular inversiones o camuflar deudas. La querella identifica hasta 30 sociedades bajo control del grupo Torres, todas ellas con la misma razón social en la calle Juan de Mena de Madrid.

Piden fianza

Los querellantes solicitan medidas cautelares (fianza de más de un  millón de euros) y, como novedad respecto a las anteriores denuncia presentadas, subrayan el delito contra la hacienda pública para la obtención de subvenciones de una forma fraudulenta. En la querella queda referenciada una subvención de mas de cinco millones de euros para la inoperante planta de biomasa de Cuenca.

Cuestionado método Kurata

Torres captó decenas de millones de euros para la construcción de una planta de biocombustible en Cuenca a partir del llamado método “Kurata”, un sistema de generación y tratamiento de la biomasa, de dudosos resultados y muy cuestionado por la comunidad científica internacional.

Si el juez admite a trámite la querella será la tercera que ha recibido Julio Torres en los últimos meses.