El Institut d'Estudis Financers quiere crecer a golpe de talonario

La fundación privada asegura que su caja está muy saneada y anuncia su intención de adquirir un grupo que se dedique a la formación de seguros

3 min
El director de educación financiera del IEF, Jordi Martínez (izquierda), y el presidente, Josep Soler (derecha)
Cristina Farrés
Jueves, 26.11.2015 19:54

Institut d’Estudis Financers (IEF) cumple 25 años y enfoca la nueva etapa de la asociación con ambición. Su presidente, Josep Soler, manifestó este jueves en un encuentro con la prensa que además de consolidar los proyectos presentes plantea crecer por la vía inorgánica. La fundación privada está dispuesta a adquirir una firma que se dedique a la formación en el sector de los seguros, el más limitado en su oferta formativa actual.

La operación se concretaría a lo largo de 2016. Se puede ejecutar porque IEF hace gala de disponer de una caja “muy saneada”. La facturación actual se mueve entre los 3,5 y los 4,5 millones de euros aportados exclusivamente por los 6.000 alumnos que pasan cada año por las actividades formativas.

Sin aportaciones públicas

Soler asegura que no reciben un euro de financiación pública. Las entidades con presencia en el patronato realizaron una aportación inicial para capitalizar la firma. Están representadas BBVA, Banco Santander, Caixabank, Banco Sabadell y, aún, CatalunyaCaixa (comprada por BBVA) y la Federación Catalana de Cajas de Ahorros.

La Generalitat también dispone de tres sillas que están ocupadas en el órgano gestor del IEF ya que impulsó el proyecto a pesar de no participar económicamente.

Retos actuales

La asociación plantea como reto ejercer un papel activo en la entrada en vigor de la nueva normativa europea que obligará a que las personas que asesoren sobre finanzas dispongan de una acreditación de conocimientos personal y una formación continua posterior.

La European Securities and Markets Authority (ESMA) la aprobará en las próximas semanas y la CNMV se ha comprometido a desarrollar la normativa española a lo largo del primer semestre e 2016. Soler indica que aspiran a crecer con el nuevo marco con mayor actividad formativa. La gran banca la podría desarrollar en carácter interno, pero la certificación correrá a cargo de un externo.

Más presencia en América Latina

IEF también mira al extranjero. Abre las puertas a alcanzar un acuerdo con otro actor del sector para operar con una joint venture en el exterior, especialmente en la zona de América Latina.

El gran objetivo al soplar las 25 velas es disponer de la infraestructura necesaria para ofrecer a la población nociones básicas de conocimientos financieros. Actividades formativas que ya se ofrecen desde los escolares (el programa de formación de IEF es uno de los más ambiciosos de Europa) hasta los propios trabajadores de entidades. Consideran que el conocimiento de la materia será la única forma de evitar nuevas crisis como las de las preferentes o los swaps, cuyo principal perjudicado es el sector bancario por una cuestión reputacional.