El Parlament rebaja la resolución independentista de JxSí y la CUP a "declaración de intenciones"

La Cámara autonómica envía sus alegaciones al Tribunal Constitucional

1 min
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas
Redacción
Viernes, 27.11.2015 15:26

La polémica resolución independentista que aprobaron JxSí y la CUP en la primera sesión parlamentaria de la legislatura, que proclama el "inicio del proceso" independentista, y que insta a desobedecer a los tribunales y las leyes no emanadas del Parlament, es sólo una "declaración de intenciones" sin "fuerza legal". Y lo dice la propia Cámara, en sus alegaciones al Tribunal Constitucional, que suspendió la resolución hace dos semanas.

En sus alegaciones, los servicios jurídicos del Parlament argumentan que la resolución suspendida por el TC "sólo es, y no es nada más que una declaración de voluntad y de intenciones", porque "ese es el único alcance que puede tener".

"Carecen de fuerza legal"

"Las mociones y resoluciones parlamentarias carecen de fuerza legal de obligar y tampoco pueden desplazar o anular, por sí mismas, la aplicación del principio de legalidad al que están sujetos el Gobierno y los ciudadanos", explica la Cámara. Que añade que estas resoluciones constituyen "una simple instrucción indicativa por la que se manifiesta más una aspiración o deseo que una disposición vinculante".

El Parlament resume que la resolución impugnada "es sólo una declaración de intenciones y, por tanto, no es un acto idóneo para ser sometido a un procedimiento de constitucionalidad". En este sentido, reclama al TC que "no se extralimite", y que no "invada la esfera propia de la actuación del Parlament".

Comentar