Enric Crous y Pedro Fontana asumen de momento la dirección de Fira de Barcelona

Los dos miembros del consejo de administración sustituyen al frente de la entidad a Agustí Cordón hasta que la institución fiche al nuevo director general

2 min
Enric Crous (arriba) y Pedro Fontana asumen de forma temporal la dirección de Fira de Barcelona.
Xavier Salvador
Viernes, 13.11.2015 23:49

El viernes fue el último día de Agustí Cordón como director general de Fira de Barcelona. A partir del lunes ejercerá como nuevo consejero delegado de Grupo Zeta. Aunque el directivo seguirá en el consejo de administración, la entidad todavía no ha reclutado a quien le sustituya en el día a día de la gestión. Entretanto, Enric Crous y Pedro Fontana ejercerán el cargo de manera interina.

La selección del sustituto ha sido encomendada a Luis Conde, cazatalentos y miembro del consejo de administración. Los consejeros esperan a que el hombre que debe sondear el mercado de profesionales les proponga una terna de candidatos para tomar el relevo del directivo cesante.

Experiencia ferial de Crous

Enric Crous, además de consejero, cuenta en su haber con que fue director general de la entidad antes de pasar a dirigir la cervecera Damm. Fue en los tiempos en los que Pasqual Maragall era alcalde de Barcelona y el Ayuntamiento tenía un alto ascendente sobre la actividad ferial de la ciudad.

Pedro Fontana tiene menos experiencia ferial, aunque ha ocupado cargos de responsabilidad en las Olimpiadas de Barcelona, bancos como el BBVA o ahora la empresa Áreas que explota negocios de restauración en autopistas y aeropuertos.

Descartada la solución interna

Ambos presidirán el comité de dirección de la feria durante las próximas semanas. Se alternarán en la función y compaginarán sus respectivas actividades profesionales con el control de las diferentes direcciones en las que está organizada la feria. Se da la circunstancia de que varios de los directores que les reportarán habían sido señalados por otros consejeros de Fira de Barcelona como posibles sustitutos de Cordón, una solución que finalmente no ha sido aceptada por el consejo de administración.