ERC carga contra Podemos

Gabriel Rufián critica que la formación lila haya dejado de defender el derecho a decidir y asegura que Madrid no tienen nada que decir de la independencia catalana

2 min
El candidato de ERC el 20D, Gabriel Rufián (centro), junto a Oriol Junqueras (derecha) y Joan Tardà (izquierda)
Redacción
Sábado, 28.11.2015 11:04

A ERC le ha sentado como un jarro de agua fría el desmarcaje de Podemos con el procés. El candidato de los republicanos para las elecciones del 20D, Gabriél Rufián, cargó este sábado contra la formación de Pablo Iglesias al acusarle de dejar de defender el derecho de la autodeterminación. “Han hecho un viraje: de defender a Antonio Gramsci a darle la razón a [Albert] Rivera en un bar”,  afirmó Rufián en una entrevista en Europa Press.

El papel de Podemos será clave en el Congreso ante las peticiones independentistas que llegarán tras las elecciones, pero también en la actual parálisis de la política catalana.

Decepción con Pablo Iglesias

La plataforma en la que se integra el partido en el Parlament, Catalunya Sí que es Pot (junto a Ada Colau e ICV-EUiA) recibió presiones para facilitar la investidura de Artur Mas. Se ha negado en rotundo, pero la presión en alguno de sus miembros prosigue.

Rufián manifestó su decepción con la decisión del partido de Iglesias. “Como tantos otros vi con cierto optimismo la irrupción de Podemos, pero se ha convertido en una especie de PSOE 2.0, hace felipismo”, declaró.

Sin negociación con Madrid

En cuanto al debate independentista en el Congreso, aseguró que no será él quién lo impulse. El candidato de ERC para el 20D consideró que no se debe negociar nada en la cámara baja sobre la eventual declaración de un estado catalán. Esta, según su punto de vista, es una decisión que compite exclusivamente al Parlament.

Otro punto de discrepancia con su socio, CDC de Artur Mas. El ex consejero de presidencia y candidato a las generales, Francesc Homs, argumentó recientemente que la el 20D debe servir para ir a Madrid a “pactar la independencia”.

Sin moverse ni un milímetro

“Nuestro posicionamiento es no movernos ni un milímetro del voto de la gente. El acto de fe es esperar que alguien se siente al otro lado de la mesa a negociar”, añadió Rufián. Asimismo, dejó claro que para los republicanos, los “radicales” son los que no quieren negociar la independencia catalana.

“Le llaman desafío, amenaza, botón rojo y golpe a una urna, y eso es dramático”, sentenció.
Comentar