ERC reúne a su dirección en un ambiente pesimista sobre el 'procés'

El único punto del orden del día del encuentro es analizar la situación política tras los encontronazos entre la CDC y la CUP

3 min
El líder de ERC, Oriol Junqueras, en el Parlament antes de una reunión de Junts x Sí
Redacción
Miércoles, 18.11.2015 11:32

La ejecutiva nacional del ERC se reunirá este miércoles a primera hora de la tarde de forma extraordinaria con un único objetivo: “Analizar la situación política actual”. Así ha convocado el presidente de los republicanos, Oriol Junqueras, al máximo órgano del partido ante el pesimismo que envuelve el procés tras el fracaso de la investidura de Artur Mas.

La CUP rechazó finalmente el plan de gobierno de Junts pel Sí por intentar mantener, aunque con menos atribuciones, al presidente en funciones en el cargo. Apear a Mas del procés es una línea roja para CDC y el candidato a las elecciones generales del 20D, Francesc Homs, ha manifestado entre líneas en las últimas horas que puede suponer su fin y ha vuelto a hablar de negociar con Madrid; también alude de forma indirecta a la convocatoria de elecciones.

ERC es contraria, ya que considera que los resultados del 27S son los mejores que podrían obtener las fuerzas independentistas en el momento actual. Se han mantenido en un segundo plano en la negociación, y eso le ha pasado factura.

Choque ideológico

El problema de fondo es el choque de ideologías de CDC y CUP. Se da incluso en la forma en que se debe abordar la declaración de independencia. Los primeros pasos de JxSí para alcanzar el objetivo no han sido bien recibidos por parte del partido e incluso por sus votantes tradicionales, que habían confiando en el seny y la experiencia del partido los movimientos políticos hacia el Estado propio (o la mayor independencia económica, su gran preocupación) pero que ahora arrugan la nariz ante el cariz de la negociación con los antisistema.

Públicamente se afirma que se llegará al acuerdo. Existe la convicción de que la formación representada por Antonio Baños dará finalmente su brazo a torcer y facilitará la presidencia florero de Mas. Todas las miradas están puestas en Junqueras, a quien se acusa de adoptar una posición cómoda al no entrar al trapo en la negociación y evitar así el desgate político.

Preocupación

Fuentes de ERC aseguran a Europa Press que existe “preocupación” por la negativa de la CUP a investir a un presidente de la Generalitat. Intentan bajar el diapasón al asegurar que el encuentro de la ejecutiva nacional “no es ninguna alarma ni el fin del mundo”. Sólo un encuentro para abordar las peleas dialécticas entre sus socios en JxSí y la izquierda antisistema.

Eso sí, cargan por la forma escogida por los compañeros de viaje en el procés: “Mientras que nuestro espíritu es de responsabilidad y no hacer ruido, vemos que vía Twitter o entrevistas se dicen cosas”, en referencia a los mensajes difundidos por la CUP y CDC por la red social y las declaraciones recurrentes de Homs.

La sensación es que el envite independentista está en un momento límite. Se debatirá cómo salvarlo.
Comentar