Cotización Ibex 35

Estos son los modelos Volkswagen que se venden con las emisiones de CO2 alteradas

El vehículo estrella de Seat, el León, aparece en una lista en la que se incluyen coches de gasolina y gasóleo de Audi, Skoda y Volkswagen turismos y vehículos comerciales

3 min
El consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller
Redacción
Lunes, 16.11.2015 11:09

El grupo Volkswagen ha identificado los modelos que están en el mercado y se mantendrán a lo largo de 2016 y que están afectados por el caso de los valores erróneos de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

La lista publicitada por el consorcio alemán incluye unas 430.000 unidades con motores de gasóleo y gasolina que afectan a las marcas más comerciales. Entre ellas, la española Seat y el modelo estrella de la compañía: el León y sus versiones deportivas (SC) y familiar (ST). También están afectados los Ibiza de cinco y de tres puertas y el modelo familiar (ST); así como el Toledo. Es decir, los más vendidos de la compañía con sede en Martorell (Barcelona).

Skoda, Audi y Volkswagen

Skoda es una de las filiales con más modelos en la relación: Fabia, Fabia Combi, Rapid Spaceback, Rapid, Yeti, Octavia, Octavia Combi, Superb y Superb Combi.

En cuanto a las marcas alemanas, aparecen dos modelos de una de las marcas más queridas del consorcio, Audi. Concretamente, el modelo más urbano del catálogo de la firma, el A1, y su versión deportiva (Sportback). De nuevo, de los que mayor salida tienen en el mercado.

Las unidades afectadas de Volkswagen Turismos son los modelos Polo, Tiguan, Jetta, Scirocco, Golf Cabrio, Golf, Golf Variant, Golf Sportsvan, Touran, CC, Passat y Passat Variant; mientras que en los vehículos comerciales de la compañía hay unidades del T6 y del Caddy afectadas por las emisiones de CO2 incorrectas.

Investigación interna

El consorcio liderado por Matthias Müller reconoció el pasado 3 de noviembre que las irregularidades en las emisiones de CO2 podría afectar a unos 800.000 vehículos, según las propias investigaciones internas de la compañía. Aseguró que la información obtenida ya está en manos de las autoridades pertinentes, sus socios comerciales y los importadores en un ejercicio de transparencia.

Falta cerrar el capítulo más importante: cómo se solucionará el nuevo escándalo. El grupo indica que está en contacto con las autoridades financieras y fiscales de los respectivos países con el fin de asumir los costes de las más que probables multas que deberá pagar por haberse beneficiado de bonificaciones por unas bajas emisiones irreales de CO2. Deja claro que los asumirá el Grupo Volkswagen, nunca los clientes.

Identificación del vehículo

Para saber si su coche es uno de los afectados, deberá esperar unos días. Las páginas web nacionales de todas las marcas del grupo incorporarán un espacio a lo largo de esta semana para que los propietarios de un vehículo del consorcio puedan saber si está afectado o no por la alteración con el número de identificación del vehículo (VIN).

También dejará en manos de la Autoridad Alemana de Vehículos y Transporte Federal (KBA) la supervisión de la cifra de emisiones de CO2.

El Grupo Volkswagen reitera que la seguridad de los coches no está afectada, por lo que no se requiere adoptar de urgencia medidas de emergencia.