Franco vive con Elvis y su hija doña Carmen lo cuenta todo

5 min

Las revistas del corazón siguen con la boda de Eva y Cayetano. Nada nuevo. La Otra Crónica recupera el pulso. Enorme entrevista a la hija de Franco 40 años después de su ¿muerte?

Pablo Planas
Sábado, 14.11.2015 17:28

Los clientes del salón barbería El Peluquín (corte a seis euros) tienen más estilo que los asistentes a la boda del año, el enlace de Eva González y Cayetano Rivera, alias El posturas. De entrada, un hermano del novio, Francisco Rivera, se presentó a la boda con el mismo chaqué que lució en la suya y una chistera gris que resultaba tanto o más hortera que las grandes pamelas de las damas del convite. Otro de los hermanos del afortunado, Kiko Rivera, lucía un chaqué de alquiler que le venía grande, así como los pantalones y el resto del disparatado conjunto. Los Contreras, padre e hijo, fueron los únicos que deambularon con el traje de los domingos, lo que los señalaba en medio de un entorno emperifollado. Destacaba el torero José Mari Manzanares con chaqué a cuadros, así como su esposa, Rocío Escalona, que llevaba la falda a la altura de las axilas.Y los cocinetas de Masterchef, Pepe Rodríguez con chaleco escocés, Jordi Cruz a lo príncipe de Gales y la espitosa Samantha Vallejo-Nájera disfrazada de Halloween, con unas pieles verdes, una falda cortinaje y un huevo frito en la cabeza, o algo por el estilo.

No fue una boda a la manera gitana aunque se lleve días hablando de ese peaso de fiesta en el que Kiko Rivera Pantoja ejerció de pinchadiscos. Dj McKay. Mejor beber lejía y meter los dedos en un enchufe que soportar la tortura del pez gordo de los Rivera. Pim, pam, bakalao y perreo hasta las seis de la mañana. O sea, lo que es una boda convertida en una resaca pretaja y una taja postvomitum, una pesadilla recurrente, un vacío en estómago, que es el alma de los pobres. Una crueldad francamente innecesaria la de Kiko y su colección de rap, mambo y "música" electrónica. Del detenido repaso al Lecturas y el Semana, que arrastran a las últimas páginas las fotos que ya ha liberado el Hola, se deduce que se comió mal porque ninguna crónica pondera los canapés, que el garrafón no existe (sois vosotros ustedes) y que la vida es desesperadamente corta como para continuar escribiendo de los Rivera Ordóñez, los Rivera Pantoja y los Contreras Ordóñez.
Lecturas
La prensa de corazón es mortal esta semana. La portada del Lecturas es el ejemplo esférico. Rocío Carrasco embargada, Mila Ximénez se derrumba, el padre Ángel se queja de que Lina Morgan no ha dejado ni un euro a su fundación e Isa Pantoja cumple veinte años y posa para la posteridad con un vestido de todo a cien a la china, ya me entienden. Una locura y además, deprimente. Hasta Sara Carbonero se ha puesto pachucha.

La semana entrante se cumplirán 40 años de la muerte de Franco. Aquí hay tomate. La Otra Crónica de El Mundo entrevista a Carmen Franco, la hijísima del antepenúltimo Jefe del Estado. Aquí hay tomate de calidad a cargo de la periodista María Eugenia Yagüe, descendiente del general del mismo apellido y pluma de relieve en "Madrit". 89 años luce doña Carmen, en su magnífico ¿piso? del barrio de Salamanca. El salón está presidido por los retratos de sus padres. El dictador con traje de Napoleón y su esposa como la mujer morena de Romero de Torres, pero sin collares. Soberbios retratos. Como para pintarlos a lo Antonio López. Total que Yagüe hurga y hurga en que si los millones de Franco, las fotos con los tubos, en que si la propia hija no era hija ni de Franco ni de su mujer, sino del tío Ramón, el Franco republicano, y una "pelandusca graciosa". Brutal testimonio.

En expediente aparte Eduardo Verbo describe el medio de vida de los Martínez Bordiú de Franco y Polo. Tienen inmobiliarias, asesorías, despachos y demás mandangas de lo que son las familias bien, tipo Pujol, con perdón de los... Dejémoslo estar. La cuestión es que salen José Campos, ex marido de Carmen Martínez Bordiú, musa del Hola y de Mira que bien baila y también Jimmy Jiménez Arnau, que estuvo casado con Merry, la nieta progre. Falta Pocholo, una lástima. ¿Qué habrá sido de Pocholo y su fregoneta?

Por cierto, Yagüe aborda todos los temas por espinosos que sean. La pregunta zasca es de órdago:

"--¿No les han sentado en un banquillo ni les han tirado tomates por la calle. Mire cómo acabaron Ceacescu o Gadafi...

--Gracias a Dios no ha ocurrido nada de eso. Pienso que el paso de mi padre a una monarquía ha hecho que el cambio político haya sido tranquilo. Yo he aceptado esa transición porque creo que era buena para España. Personalmente, he disfrutado de una paz en estos 40 años que tengo que agradecer".

Cuando el ex juez Garzón trató de empitonar a los ministros supervivientes del franquismo llegó a pedir el certificado de defunción del Ceacescu gallego, uno de los actos jurídicos más ridículos que se recuerdan. Sí, Franco vive. Está con Elvis. Las fotos del marqués marido de doña Carmen, el lloriqueo de Arias Navarro y las portadas del 20-N de 1975 son un montaje. Lo mismo dicen de Jesús Gil y lo mismo se comprobó con el espía Paesa, que se publicó una esquela muy contenida en un diario nacional. Muchos otros se habrán dedicado mejores epitafios.

Carmen Franco: Mi padre está mejor en el otro mundo. Así se titula la entrevista. ¿No les da qué pensar? Ahora tendría 125 años.