Intelectuales catalanes: un tal Joan B. Culla

4 min
Miércoles, 18.11.2015 00:00

Casualidades de la vida, ayer leí una columna del 'profesor' Joan B. Culla i Clarà donde tildaba a este medio de "digital ultraunionista". Ciertamente estaba sentado en mi sofá y di un brinco. De golpe soy ultra y unionista. Todo por no pensar como algunos 'supuestos intelectuales catalanes'. Admito que he visto demasiado TV3. Incluso hubo una época en que asumí que Cataluña en castellano debía escribirse Catalunya. Pero supongo que la edad me ha hecho reflexionar un poco.

De golpe soy ultra y unionista. Todo por no pensar como algunos 'supuestos intelectuales catalanes'

El intelectual Joan B. Culla me sonaba de la televisión pública catalana. Tipo con barba, bien afeitado, sonrisa hasta socarrona, cara ciertamente de intelectual. Tras su columna he buceado en su obra pensando sería un personaje reconocido en el mundo de la historia. Cuál fue mi sorpresa, o no, que todo su currículum estaba trufado por medios subvencionados, vamos, pagados por todos. Ya saben esos lugares donde cualquier Premio Nobel quiere participar: Avui, El Punt, Sapiens, L'Avenç, Fundació CatDem, Serra D'Or, TV3 o Canal 33. Aunque, puestos a ser quisquillosos, me sorprendió un detalle técnico. Al año siguiente de su licenciatura, según algunos en 1975, según otros en 1976 --ni en eso coinciden-- ya era profesor de universidad (1977). Claro, de la Autónoma de Barcelona, no piensen en la Sorbonne u Oxford. Supongo que se lo rifaban pero prefirió estar en casa, en famiglia.

También, casualmente, leí que "colabora periódicamente" en la prestigiosa revista francesa Hérodote (Geografía y Geopolítica). Me dije: Carles, te has colado, el tipo es un crack, y hasta en Francia es un tipo prestigioso. Un intelectual de esos invitado a cualquier acto. Una pluma literaria. Un artista del debate y la conversación inteligente. Con lágrimas en mis ojos fui a leer sobre qué escribía el personaje. Primero miré el listado de autores con al letra C ¡Pero no estaba! Estos franceses son unos cachondos y se han despistado. Miré, pues, en el buscador, y ante mi sorpresa su "colaboración periódica" era un ÚNICO artículo en el número 95 (f1999) titulado "Cataluña: historia, identidad, contradicciones". ¡Reitero, un solo artículo. Nunca un sólo artículo mereció tanto currículum!

Gente sabedora de que sólo prostituyendo su escasa capacidad intelectual y talla moral entre las paredes de nuestra tierra tendrán reconocimiento

Yo --sí, también tengo mi ego-- he hecho cientos de ese tipo de colaboraciones --una, aunque en general más de una y de diez, porque supongo que soy buen profesional; no vivo de la prostitución de la subvención sino del talento--. ¿Entonces debería tener la medalla de oro al mérito catalán? ¿O, mejor aún, disponer de un programa propio en TV3 o el Canal 33? Pero, claro, quizás olvido que no formo parte de esa 'famiglia de intelectuales catalanes'. Esos intelectuales prostituidos a la sombra de cualquier subvención o medio subvencionado desconocidos más allá de los límites de Cataluña. Esos supuestos intelectuales cuya forma de vida es Cataluña, no su mente privilegiada. Gente sabedora de que sólo prostituyendo su escasa capacidad intelectual y talla moral entre las paredes de nuestra tierra tendrán reconocimiento.

Aunque quizás sí tenga razón en una cosa el 'profesor' Joan B. Culla. Yo escribo en una diario donde una mente enferma como la suya solo ve un medio "ultraunionista". Pero desconoce, quizás, que algunos podemos tener la suerte de escribir lo que nos de la real gana. Sin pedir permiso a la famiglia, sin escondernos bajo una mesa para cerciorarnos de quién se abre de piernas. Otros, como él, sólo pueden escribir aquello que les da de comer. Y, ciertamente, un tipo que lleva desde 1977 viviendo del dinero público y de la subvención es bastante más ultra en su moralidad que cualquier individuo escribiendo en libertad.

¿El mundo nos mira? Hasta Heródoto desde el mismo infierno se parte de risa con personajes así

¿El mundo nos mira? Hasta Heródoto desde el mismo infierno se parte de risa con personajes así. Esta farsa empieza desmontando los curriculums de los falsos. ¿Cuántos supuestos intelectuales catalanes solo han vivido del dinero público de las subvenciones estos 30 años?

No se sorprendan. Nadie, o casi nadie, reconocido en el mundo como intelectual tiene la indignidad de vivir así. Ya desmontamos al tipo de las chaquetas de colores y ahora toca otro primo de la famiglia. Eso si, ambos mientras cobrando del dinero de todos. Las farmacias en Cataluña no cobran pero estos 'falsos intelectuales' se forran.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric
Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.
Comentar