La bolsa castiga a Volkswagen tras el nuevo caso de trucaje

Unos 800.000 vehículos, algunos de ellos de gasolina, de la multinacional alemana tampoco miden bien sus emisiones de CO2

2 min
Imagen de un test de emisiones del motor de un Passat de VW.
Redacción
Miércoles, 4.11.2015 10:14

Tras el escándalo del dieselgate, Volkswagen advierte ahora de que otros 800.000 vehículos del grupo pueden haber sufrido irregularidades relacionadas con la medición de emisiones de CO2 y cifra en unos 2.000 millones de euros el "riesgo económico" asociado a estos nuevos hallazgos.

Las acciones de la multinacional alemana caen esta mañana un 11% en la bolsa de Francfort tras conocerse el nuevo engaño de la firma a sus clientes.

Apenas unos meses después del estallido del escándalo por el trucaje de los sistemas de medición de las emisiones de los motores diésel, el consejo de dirección de Volkswagen anuncia ahora una “investigación para establecer si existen indicios de nuevas irregularidades acerca de la aprobación de los vehículos del grupo".

Unos 800.000 vehículos

En el curso de estas investigaciones internas, la empresa ha hallado "inconsistencias inexplicables" y tiene el conocimiento de que unos 800.000 vehículos de Volkswagen se encuentran afectados, señala el grupo, antes de indicar que las posibles irregularidades no afectan a la seguridad de los conductores.

El consejo de dirección de Volkswagen iniciará de forma "inmediata" un "diálogo" con las autoridades para conocer las consecuencias de estos hallazgos, con el objeto de establecer las consecuencias económicas y legales, señala.

Se arreglará pronto

Volkswagen dice que aclarará "lo antes posible" el alcance de estas posibles irregularidades y se asegurará de que los vehículos afectados quedan clasificados correctamente en función de sus emisiones reales de CO2.

"El consejo de dirección de Volkswagen lamenta profundamente esta situación y desea mostrar su determinación para, de forma sistemática, avanzar en la transparencia" acerca de lo ocurrido, añade.

Preocupación

En un segundo comunicado remitido por la compañía, Volkswagen manifiesta que el consejo de supervisión se encuentra "profundamente preocupado por el descubrimiento de las irregularidades encontradas al determinar los niveles de CO2 para la homologación de los vehículos del grupo".

"El consejo de vigilancia y el comité especial creado con el propósito de aclarar el caso se reunirán en un futuro muy cercano para consultar otras medidas y consecuencias", indica el comunicado, que añade que "los últimos hallazgos deben ser un incentivo para que el consejo de supervisión y el consejo de administración hagan el máximo esfuerzo para resolver estas irregularidades y recuperar la confianza".