La "complacencia" francesa, los tesoreros Viloca y Bárcenas y el pelo de Mas

18 min

Un artículo de El País del historiador Niall Ferguson equipara los ataques terroristas con la caída del imperio romano y culpa a Europa de su propia decadencia. Mas y la CUP vuelven a la mesa

Pablo Planas
Jueves, 19.11.2015 08:33

ABC: La primera yihadista suicida en Occidente complica la lucha antiterrorista

El Mundo: El IS planeaba atacar el distrito financiero y el aeropuerto de París

El País: Francia acaba con uno de los comandos y evita otro ataque

La Razón: El cerebro del 13-N adiestró comandos para atentar en España

Ara: La policia francesa evita un nou atac

El Periódico: La guerra de Hollande aleja a Sánchez de Rajoy

El Punt Avui: Mas: "Hi haurà solucions"

La Vanguardia: Un asalto policial de siete horas frustra otro atentado en París

Cinco Días: Telefónica revisa el despliegue de fibra por las trabas de la CNMC

El Economista: La UE estudia dar más estímulos y rebajar los déficit tras el atentado

Expansión: Cepsa sale de CLH

Gracias a la Gendarmería y el Ejército se ha salvado París de una nueva oleada de atentados. La batalla de Saint-Denis fue favorable a las fuerzas de seguridad, con dos terroristas muertos y la captura de ocho más. Aún no se ha confirmado si Abdelhamid Abaaoud, el joven cabecilla es uno de los muertos. Prosigue la persecución, el estado de alarma y la sensación de que una ciudad de la vieja Europa se puede convertir en un campo de batalla. Y eso en el mejor de los casos, porque hasta ahora habían sido campos de exterminio indiscriminado, terreno abonado al terror sin más reacción que las etiquetas cursis en las redes sociales. El historiador Niall Ferguson, en un artículo en El País apunta a la complacencia parisina, a la sensación de confort y seguridad que ablanda las voluntades, baja la guardia y relaja los sentidos. Es, a su juicio, la nueva caída del imperio romano. Destacamos unos párrafos de una lectura inquietante:

"No voy a repetir lo que ya han leído u oído. No voy a decir que lo que sucedió en París el viernes por la noche fue de un horror sin precedentes, porque no es verdad. No voy a decir que el mundo está junto a Francia, porque son palabras vacías. Ni voy a aplaudir la promesa de François Hollande de que va a ejercer una venganza “sin piedad”, porque no me lo creo. Lo que sí voy a decir es que así es exactamente como caen las civilizaciones".

"Así describió Edward Gibbon el saqueo de Roma a manos de los godos en agosto del año 410 después de Cristo: “En la hora de salvaje licencia, cuando toda pasión se inflamaba y toda restricción se levantaba (...) se hizo una cruel matanza de los romanos; y (...) las calles de la ciudad se llenaron de cadáveres (...). Cuando los bárbaros se sintieron provocados por la oposición, extendieron la masacre indiscriminada a los débiles, los inocentes y los desamparados”".

"¿No describen estas palabras las escenas que vimos en París el viernes por la noche? Si bien la Historia de la decadencia y la caída del Imperio Romano, publicada por Gibbon en seis volúmenes entre 1776 y 1788, presentaba el declive de Roma como un lento proceso. Entre las causas que alegaba había desde trastornos de personalidad de determinados emperadores hasta el poder de la guardia pretoriana y el ascenso de la Persia sasánida. La decadencia se convirtió en caída y el monoteísmo fue como un hongo que contribuyó a pudrir el imperio. (...) Unos procesos extraordinariamente similares están destruyendo hoy la Unión Europea, aunque pocos estemos dispuestos a reconocerlo. Como el Imperio Romano a principios del siglo V, Europa ha dejado que sus defensas se derrumbaran. A medida que aumentaba su riqueza han disminuido su capacidad militar y su fe en sí misma. Se ha vuelto decadente, con sus centros comerciales y sus estadios. Al mismo tiempo, ha abierto las puertas a los extranjeros que codician su riqueza sin renunciar a su fe ancestral".

"La lejana conmoción que ha sacudido el débil edificio es la guerra civil siria, que ha sido catalizador y causa directa de la gran Völkerwanderung de 2015. Como entonces, proceden de toda la periferia imperial —el norte de África, el Levante, el sur de Asia—, pero esta vez no son decenas de miles, sino millones". (...)

La conclusión es dura: "Es indudable que los musulmanes que viven en Europa no son, en su inmensa mayoría, violentos. Pero también es verdad que casi todos tienen unas convicciones difíciles de conciliar con los principios de nuestras democracias liberales, incluidas nuestras ideas modernas sobre igualdad entre los sexos y tolerancia ante la diversidad religiosa y ante casi todas las tendencias sexuales. Por eso es muy fácil que una minoría violenta adquiera sus armas y prepare sus ataques a la civilización en el seno de esas comunidades pacíficas".

"No sé lo suficiente sobre el siglo V como para poder citar a los romanos que se asombraban ante cada nuevo acto de barbarie, pese a que fuera similar a otros muchos anteriores, ni a los que hacían santurrones llamamientos a la solidaridad tras la caída de Roma, aunque alzarse juntos significara caer juntos; ni a quienes lanzaban huecas amenazas de venganza sin piedad, cuando no eran más que bravuconadas melodramáticas".

"Sí sé que la culpa del embrollo en el que se encuentra la Europa del siglo XXI es de ella misma. En ningún lugar del mundo se ha estudiado la historia tanto como en la Europa moderna. Cuando llegué a Oxford hace más de 30 años, daba por sentado que en primero estudiaría a Gibbon. No. Aprendimos un montón de tonterías de que el nacionalismo era malo, las naciones-Estado, peores y los imperios, lo peor de todo".

"“Antes de la caída”, escribe Ward-Perkins, “los romanos estaban tan seguros como estamos nosotros hoy de que su mundo seguiría siempre igual. Se equivocaron. Haríamos bien en no reproducir su autocomplacencia”. Pobre París. Víctima de la complacencia".

La carencia de fibra moral puede atascar Europa y una decena de terroristas poner del revés a una sociedad tecnológica. El fenómeno es viral. En La Razón, J. M. Zuloaga cuenta las andanzas del último matarife en jefe y sus planes para España: "Abdelhamid Abaaoud no sólo es el presunto cerebro de la masacre de París, sino que ocupa un importante puesto en el organigrama criminal del Daesh, el Estado Islámico, ya que, según fuentes antiterroristas consultadas por LA RAZÓN, es el «jefe de operaciones en el exterior» y de las células a las que se les encargan los atentados en países occidentales. Por sus manos ha pasado lo más «granado» de la banda yihadista y se ha dedicado, casi en exclusiva, a la formación de las células que deben actuar en sus países de origen. Por ello, las mismas fuentes no descartan que entre los «alumnos» puedan estar los integrantes de algún grupo cuya misión sea atentar en España".

Sigue el periodista: "Nuestro país, «Al Andalus», como lo llaman ellos, se ha convertido en un objetivo prioritario por la gran efectividad demostrada en la lucha contra el yihadismo y por los acuerdos que mantiene con Estados Unidos para el uso de las bases andaluzas de Rota y Morón de la Frontera. Piensan los islamistas que sirven de retaguardia logística para los ataques que se vienen lanzando por parte de la coalición internacional contra sus filas. En los campos de formación, los aspirantes a «moujadines» aprenden a manejar armas cortas y largas, en especial los fusiles de asalto, así como la confección de artefactos explosivos. Desde un cinturón con el que suicidarse y evitar la detención tras un atentado hasta bombas con las que derribar un avión o, incluso, artefactos de más potencia".

El mundo en guerra con España en el punto de mira. Se sabe y se cruzan los dedos. El eufemismo es que Rajoy y Sánchez temen que la guerra en Siria condicione la campaña. El monumento en recuerdo de las víctimas del 11-M frente a la estación de Atocha se ha desplomado por falta de mantenimiento.

El Mundo recibió ayer a Albert Rivera, sometido a una exposición mediática como la Pablo Iglesias hace un año. Desgranó sus propuestas en el foro pero se encontró con un auditorio seco hasta el punto de que el director del medio, David Jiménez, le anunció a él y no a Rajoy, que pasó por ahí días antes, que el diario no apoyará a ninguna candidatura para el 20-D. Rivera, a lo suyo, no descarta ser el próximo presidente del Gobierno. No figuraba entre sus planes a corto plazo (hace unos meses pensaba que dentro de cuatro años seguro) pero comienza a vislumbrar escenarios favorables.

En lo que viene siendo Cataluña, eso que para Rufián ya es una república, los diarios del proceso celebran aliviados que Mas, Junqueras y la CUP hayan retomado las negociaciones. Lo que el martes era un pesimismo que anticipaba elecciones viró el miércoles a renovado entusiasmo. La causa es ciclotímica y si hoy es jueves, todo es posible, hasta una república monárquica con Mas al frente. Que reine pero no gobierne.

En El Punt-Avui, Marc Bataller aporta las positivas claves del nuevo instante: "Keep calm. Artur Mas i Oriol Junqueras van sortir ahir a la palestra per intentar apagar l'incendi que els últims dies s'ha anat fent gran després de les picabaralles públiques entre Convergència i la CUP i tots dos van assegurar que l'acord és possible. Un missatge que pretén insuflar ànims al sector independentista que es mostra desconcertat i desanimat amb les llargues i feixugues negociacions que, de moment, semblen encallades. Fins i tot Francesc Homs, que últimament ha carregat durament contra els cupaires, ahir també va rebaixar la tensió".

Más: "En un acte a Igualada, el president en funcions de la Generalitat, Artur Mas, va reconèixer que el resultat del 27 de setembre és “complex” i va subratllar que “no hi ha solucions màgiques, però sí solucions”. Això sí, unes solucions que, segons el líder de CDC, s'han de basar en l'“equilibri” perquè totes les parts hi surtin guanyant i que no s'han de construir “sobre les cendres d'alguns”, en una referència que es pot interpretar sobre el rebuig de la CUP a la investidura. “És millor que ningú guanyi per golejada”, va reblar".

Y: "Mentre Mas feia aquestes reflexions, ERC reunia d'urgència l'executiva nacional per analitzar la situació. Durant tres hores els dirigents republicans van donar la seva opinió sobre quin havia de ser el paper del partit i sobre si s'havia de collar més o menys CDC i la CUP perquè no fessin soroll. Tothom, però, va deixar clar que cal un acord com més aviat millor i que el pitjor escenari serien unes noves eleccions. En aquest sentit, Oriol Junqueras va afirmar que el pacte és “imprescindible i necessari” i també “possible i probable”. Segons el republicà, s'ha de treballar “intensament” per dotar de més “contingut” tant la proposta de presidència col·legiada que va fer Artur Mas com la d'estabilitat parlamentària que va insinuar Antonio Baños en l'últim ple. Junqueras, que no es va cansar de repetir davant les preguntes dels periodistes que el seu candidat a la presidència és Artur Mas, va admetre que, si no hi hagués entesa entre Junts pel Sí i la CUP, seria un “frau” a les expectatives de la ciutadania".

Artur Mas vuelve a sonreir y se ha dado un tratamiento capilar que ha restaurado el volumen de su cabello y camuflado las canas. Ya no está el pelo quebradizo, sino como siempre, en modo tupé ola de surf.

En El País Maiol Roger y Miquel Noguer ponen en duda el optimismo soberanista y apuntan a las enormes diferencias entre CDC y ERC, el solapamiento entre el aparente buen rollo y el mar de fondo: "La tensión entre los partidos independentistas que forman Junts pel Sí aumenta cada día que pasa sin que haya acuerdo sobre la presidencia de la Generalitat. A las discrepancias sobre la figura de Artur Mas se suma ahora la voluntad de Convergència de negociar con el Gobierno. Junqueras rechaza esa posibilidad que a veces ha explorado CDC y pide que si la hay sea “de Gobierno a Gobierno”. Esquerra y CDC han entrado en una escalada de reproches porque la formación de Oriol Junqueras se niega, además, a dar un ultimátum a la CUP en forma de elecciones anticipadas. Repetir los comicios sería “un fraude”, dijo".

Siguen: "Esquerra Republicana y Convergència Democràtica, que se presenta a las elecciones con la marca Democràcia i Llibertat, acordaron hace apenas tres semanas una suerte de pacto de no agresión según el cual concurrían a los comicios por separado pero con un programa conjunto sobre la independencia. El acuerdo, sin embargo, se está debilitando después de que Convergència haya decidido apostar por presentarse como una formación que quiere negociar con el Gobierno central y por los reiterados avisos a la CUP de que forzará unas nuevas elecciones en Cataluña si se resiste a investir a Artur Mas".

Y: "El candidato convergente, Francesc Homs, insistió ayer en esta vía pese al rechazo que provoca en Esquerra Republicana, con quien comparte grupo parlamentario en Cataluña. “Creo en la independencia, pero la cuestión es si es mejor una independencia pactada o a la brava, y yo creo que es mejor pactarla”, aseguró. Según él, el diálogo será necesario. “Es imposible conseguir el reconocimiento internacional si no demuestras que has intentado negociar de buena fe”. ERC, en cambio, cuestiona que se pueda negociar nada gobierne quien gobierne en Madrid. Lo único que están dispuestos a tratar los republicanos con el nuevo Ejecutivo son los términos de la secesión, y eso, según su líder, Oriol Junqueras, no atañe a los diputados del Congreso: “Cuando nace un nuevo Estado se negocia de Estado a Estado, de Gobierno a Gobierno. Las delegaciones parlamentarias pueden jugar un papel de ayuda”, apuntó Junqueras".

Historias de tesoreros. Sin salir de El País, Jesús García, explica que Viloca, el de las llaves del tesoro, ya está en su puesto en Convergència después de un par de semanas a la sombra. Suena a puro gangsterismo: "El tesorero de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Andreu Viloca, mantiene “toda la confianza” del partido pese a su imputación por el presunto cobro de comisiones ilegales a cambio de la adjudicación de obra pública. La confianza en Viloca es tal que CDC no solo le pagó la fianza (de 250.000 euros) para que abandonara la cárcel después de 21 días entre rejas, sino que le ha permitido seguir ejerciendo su cargo como responsable de finanzas. Viloca, que ya se ha dejado ver por la sede central del partido para retomar sus tareas y ocupar de nuevo su despacho, permaneció ingresado en un módulo especial de la cárcel de Quatre Camins destinado a condenados por corrupción y a funcionarios policiales".

Continúa García: "La Audiencia de Tarragona dejó hace una semana en libertad bajo fianza a Viloca, pero le obligó a comparecer semanalmente ante el juez. El lunes, acudió a la cita por primera vez. El tesorero, de 66 años, llegó a la Ciudad de la Justicia de Barcelona acompañado por su abogado, el penalista Javier Melero. Viloca expresó preocupación respecto al vínculo que debe mantener a partir de ahora con el partido, consciente de que “todos los focos” están puestos sobre él. El caso es que, en estos primeros días de libertad recobrada, Viloca ya se ha dejado ver por la sede central de Convergència, en la calle de Còrsega de Barcelona. Y ha vuelto a ocupar su despacho de tesorero, el mismo que ha sido registrado dos veces por la Guardia Civil en busca de pruebas del pago de comisiones ilícitas al partido. “Aún está cansado del paso por prisión, pero ya va viniendo algunas horas. La confianza en él es total”, explican fuentes del partido".

La ficha del personaje: "Viloca está imputado en el caso 3% por media docena de delitos que incluyen cohecho, prevaricación, financiación ilegal de partidos políticos, tráfico de influencias, alteración de precios en concursos públicos y blanqueo de capitales".

El mal es endémico. Bárcenas. En El Mundo, Marisa Recuero, le da un repaso a la situación del personaje y su ex partido, el PP. Dice así: "Un informe de la Comisaría General de Policía Científica desmiente a la jefa de Personal del Partido Popular y valida el escrito presentado por Luis Bárcenas a la formación política, el 12 de febrero de 2010, solicitando reincorporarse a su puesto de trabajo tras su etapa como senador. Así lo corrobora el informe elaborado por la Unidad Central de Criminalística y aportado al sumario del caso que instruye el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid sobre la situación laboral del ex tesorero del PP".

Más: "En contra del testimonio dado por la responsable de Recursos Humanos al juez Arturo Zamarriego, el estudio realizado por la Policía acredita que Milagros Puentes firmó el escrito de readmisión que Bárcenas presentó tras su excedencia forzosa durante seis años, para ocupar un cargo público. El pasado 2 de junio, Milagros Puentes Colorado compareció ante el juez y, tras exhibirle el documento en cuestión, declaró que el ex tesorero «no le entregó nada» en el año 2010 y que la firma que consta en el citado escrito es «similar» a la suya, pero que no lo firmó. Es más, advirtió al juez de que «el asesor jurídico y la jefe del partido», según el testimonio de Puentes, la llamaron para enseñarle el documento y ella les dijo que no lo había visto, ante lo cual ambos le pidieron si no tenía inconveniente en recoger su queja en un acta notarial".

La diferencia está en que en el PP Bárcenas es tóxico y tiene orden de alejamiento mientras que en Convergencia, Viloca es recibido con todos los honores y palmaditas en la espalda. Un héroe frente a un villano, un partido desavenido frente a esa piña que es Convergència.

¿Y qué el olor de Barcelona? Hedor a abono, materia orgánica que se transforma en alcachofas de gran nombradía. Venía el tufo del Parque Agrícola del Llobregat. Productos de proximidad. Huelan, huelan... Un par de semanas en el nuevo estado y ya somos Dinamarca.

19 de noviembre, Matilde de Hackeborn, Virgen de la Divina Providencia, Abdías, Azas, Bárlaam, Eudón de Le Puy, Federico Jansoone.

Comentar