Cotización Ibex 35

La CUP ha dicho 'no' en cuatro ocasiones a las propuestas de Artur Mas

La formación antisistema decide este domingo en asamblea cuál debe ser el camino de las negociaciones con Junts pel Sí

2 min
Asamblea de la CUP en Manresa (Barcelona)
Redacción
Domingo, 29.11.2015 17:19

La CUP se ha reunido desde las elecciones del 27S en cuatro ocasiones con el presidente en funciones, Artur Mas, para negociar su investidura. Ninguna de las propuestas del líder de CDC fueron aceptadas por la formación antisistema. A su vez, el aún presidente en funciones consiguió que el resto de Junts x Sí declinara sustituirlo por el presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional, Carles Viver Pi-Sunyer.

Este domingo la formación que tiene 10 diputados en el Parlament debate en una asamblea en Manresa (Barcelona) cuál debe ser el camino que debe emprender la negociación con el otro partido independentista. Por el momento, se celebra a puerta cerrada y con la consigna que ninguno de los más de 1.000 asistentes se le escape el avance del diálogo.

La jornada concluirá a las 18.30 con discursos abiertos de los actuales líderes de la CUP que deberán “resumir el debate”.

Elección de escenario

Con todo, el encuentro concluirá con ninguna propuesta concreta de los antisistema a Junts pel Sí. La asamblea de la CUP elegirá cuál es el escenario que prefiere de cuatro posibles: mantener el no a Mas; facilitar la investidura a cambio de más medidas sociales, la ruptura con el Estado y el inicio de un proceso constituyente; la convocatoria de elecciones o dejar pasar las elecciones generales para intentar un pacto con Catalunya Sí que Es Pot.

Este último escenario es casi imposible. La confluencia de Podemos en Cataluña, la fuerza política de Ada Colau e ICV ha dejado claro por activo y pasivo que no facilitarán la investidura del aún presidente de la Generalitat. Además, su líder, Lluís Rabell, se ha opuesto públicamente al procés y apuesta por un modelo federal.

División y presiones

La asamblea de la CUP está muy dividida y recibe presiones de todos lados. La fracción que ve con buenos ojos dejar a Mas de presidente sin atribuciones para declarar la independencia recibe in crescendo la presión de CDC y ERC.

El otro extremo, los que están dispuestos a ir de nuevo a las urnas antes de mantener al frente de la Generalitat al político de los recortes salpicado por el caso 3% salieron a la luz este sábado con un manifiesto firmado por 140 personalidades de la izquierda catalanista y movimientos sociales.