La CUP sufre ahora la presión de la ANC para votar a Mas

La entidad presidida por Jordi Sànchez urge a alcanzar un acuerdo de investidura "sin exclusiones" porque "en este proceso de transición nacional no sobra nadie sino que hay que sumar nuevas adhesiones"

2 min
El presidente de la ANC, Jordi Sànchez
Alejandro Tercero
Martes, 17.11.2015 00:00
La Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha decidido dar un paso adelante y aumentar su presión sobre la CUP para que esta apoye la investidura de Mas como presidente de la Generalitat.

En un documento hecho público este lunes --denominado ‘Declaración de Vilanova’-- la entidad presidida por Jordi Sànchez exige a Junts pel Sí (JxSí) y a la CUP alcanzar un “acuerdo para la creación de un gobierno fuerte y cohesionado” antes del 27 de noviembre para avanzar en la hoja de ruta independentista.

Y subraya que este acuerdo debe alcanzarse “sin exclusiones, con el convencimiento de que en este proceso de transición nacional no sobra nadie sino que hay que sumar nuevas adhesiones”, en clara referencia a Mas, aunque sin citarlo expresamente.

El plan secesionista, en peligro

La ANC también advierte de que, en caso de que no se lograse un pacto de investidura, la declaración rupturista aprobada por el Parlament podría “acabar siendo simplemente un espejismo”.

Este argumento coincide con el utilizado en las últimas semanas por JxSí, cuyos líderes no han dejado de repetir que el proyecto secesionista podría ponerse en peligro si no hay una acuerdo para la investidura de Mas como presidente de la Generalitat.

Romper la agenda de la CUP

Por otra parte, cabe destacar que la fecha elegida por la ANC para su ultimátum --el 27 de noviembre-- trata de romper la agenda establecida por la CUP, que tiene previsto celebrar una asamblea dos días después --el domingo 29-- en la que analizarán el estado de las negociaciones y tomarán las decisiones que estimen oportunas.

Algunos analistas consideran que la ANC --cuya ex presidenta y algunos miembros destacados formaron parte de la candidatura de JxSí el 27S-- pretende presionar a la dirección de la formación antisistema para cerrar un acuerdo antes de la fecha de la asamblea, por considerarla demasiado arriesgada para sus intereses.

La CUP resiste la presión

De momento, desde la CUP se defienden apelando a la ironía. Así, a un tuit de CDC que les acusaba de que “si finalmente no se inviste al presidente mas será porque la CUP cuenta con el apoyo del PP, C’s, el PSC, etc.”, los antisistema han respondido señalando que “el nivel del #pressingCUP está bajando peligrosamente”.

De igual forma, el líder de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, en un artículo publicado en El Món, ha advertido a JxSí de que la negociación sobre qué hacer con el Govern “debería de ser un debate casi tan importante como el nombre del presidente”.

Comentar