Cotización Ibex 35

La guerra patronal marca de la firma del acuerdo marco de los convenios en Cataluña

Pimec carga contra la participación de su homóloga en Foment, Fepime, y anuncia que sus abogados estudian cómo recurrir su participación en el AIC

3 min
De izquierda a derecha, Pepe Álvarez (UGT), Joan Carles Gallego (CCOO), Joaquim Gay de Montellà (Foment), Josep González (Pimec) y María Helena de Felipe (Fepime)
Redacción
Viernes, 27.11.2015 17:26

Las empresas y trabajadores catalanes cuentan desde este viernes con un nuevo acuerdo marco de los convenios vigente hasta 2017. Patronales y sindicatos firmaron el Acuerdo Interprofesional de Catalunya (AIC). La vigencia del documento está de nuevo en entredicho por el enfrentamiento entre los representantes empresariales.

El protagonista de la firma del acuerdo estuvo protagonizada por los desencuentros verbales entre el presidente de Pimec, Josep González, y su homóloga en la patronal de pymes adscrita a Foment del Treball, María Helena de Felipe de Fepime.

Pimec moviliza los servicios jurídicos

El líder de Pimec fue el primero en hablar. Aseguró que Fepime “no tiene la legitimidad legal necesaria” para impulsar el acuerdo marco de los convenios porque la Generalitat le quitó la representatividad en verano, tras las repetidas demandas (incluso judiciales) de Pimec. “Aceptamos su presencia para no perjudicar el acuerdo, pero eso no quiere decir que aprobemos su participación”, añadió.

Los servicios jurídicos de Pimec ya han recibido el encargo de González de impugnar la presencia de Fepime en el AIC. Estudian cuál es la mejor forma de hacerlo, tal y como explicó e líder patronal en declaraciones a los medios tras el acto institucional.

Foment y Fepime ‘pasan’ de discutir

De Felipe intentó ser más elegante. La primera mujer que firma un acuerdo laboral con tanta relevancia en Cataluña aseguró que Fepime “no tiene tiempo de entrar en los conflictos que abre Pimec” y que centra todos sus esfuerzos en la representatividad empresarial.

También era la primera ocasión en que su organización firmaba el AIC. El presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, también dejó de lado la pugna entre instituciones y destacó que el acuerdo servirá para “mejorar la competitividad, productividad, la calidad del empleo y será la garantía de la necesaria paz social” en las compañías.

CCOO y UGT de Cataluña

Los líderes sindicales fueron espectadores de piedra de la situación. El secretario general de CCOO, Joan Carles Gallego, manifestó que con el pacto se “interfiere” en la reforma laboral, ya que se recupera la voluntad de que sean las partes las que busquen el acuerdo cuando se aborde un problema y no se actúe de forma unilateral.

El líder de UGT, Pepe Álvarez, aseguró que serviría para agilizar la negociación colectiva que, por la legislatura vigente, indicó que estuvo “parada o casi parada”.

Objetivos del AIC

El principal objetivo del AIC es impulsar un marco catalán de relaciones sociolaborales propio. Entre otros, prevé la creación del observatorio de la coyuntura económica de la negociación colectiva.

Establece, asimismo, orientaciones, recomendaciones y criterios a la hora de negociar un marco laboral, sea sectorial o de una empresa específica. Aborda cuestiones como la ultraactividad, los motivos con los que se pueden inaplicar las condiciones establecidas en los convenios, criterios de subcontratación, flexibilidad laboral, igualdad de género, absentismo o salud laboral o condiciones salariales.
Comentar