La Policía de París lidia con el pánico en la ciudad

Los investigadores detectan a un segundo sospechoso cuya identidad no ha sido comunicada

2 min
Cientos de personas iluminan sus teléfonos durante una vigilia por las víctimas de París en la plaza del Capitolio en Toulouse
Redacción
Martes, 17.11.2015 20:28

La investigación policial en Europa para buscar a los culpables de los atentados terroristas de París el fin de semana continúa. Este martes por la tarde, poco después de la suspensión del amistoso entre Alemania y Holanda en Hannover por motivos de seguridad, las autoridades anunciaban que se perseguía a un segundo sospechoso de colaborar con los terroristas cuya identidad no se ha publicitado. La alerta máxima en el continente prosigue y los cuerpos de seguridad lidian con otro conflicto: el pánico de la ciudadanía en vivir una nueva agresión. Recomendaciones prefactura de París

La prefectura de París ha sido la primera en mover ficha. En un comunicado público ha pedido a los habitantes de la capital gala que no se crean “los rumores” y las “falsas informaciones” que circulan en la ciudad para evitar momentos de histeria.

Teléfono de emergencias

Ante cualquier “comportamiento sospechoso”, la recomendación de la policía parisina es llamar al número de emergencias de la ciudad (el 17). Las autoridades informan que, desde el fin de semana, las llamadas a esta vía han crecido el 30%.

También se recomienda que nadie “se exponga a riesgos inútiles” por el pánico a un nuevo ataque. Una recomendación en línea a la prohibición de manifestaciones públicas que puedan ser objetivo de los terroristas.

París, sin encendida de luces

Por ello, París se queda por el momento sin la tradicional encendida de luces de Navidad en Champs-Elysées. Las entidades que organizaban el acto han informado que mantienen la iluminación de la avenida, pero que los “trágicos sucesos del fin de semana” propicia que se haya eliminado la pompa y circunstancia de la encendida.

Francia sigue despertando de los peores atentados de su historia moderna. Los nueve terroristas dejaron tras de sí 129 muertos y 352 heridos. La ministra de Sanidad, Marisol Touraine, manifestó el martes por la tarde que aún hay 221 hospitalizados, tres de ellos con pronóstico reservado.