Martín Blanco tira de la manta y relata una cena con Jordi Sànchez (ANC)

14 min

El dirigente del brazo cívico, pacífico y festivo reconoce en privado que no se dan las condiciones mínimas democráticas para proclamar la independencia. Rajoy toma el control del FLA

Pablo Planas
Miércoles, 4.11.2015 09:29

ABC: La Junta Electoral prohíbe al Gobierno exhibir las mejoras del mercado laboral

El Mundo: Rajoy asume el control de los fondos para Cataluña

El País: La proximidad de las elecciones impide un pacto sobre Cataluña

La Razón: El TC prevé decidir si paraliza el pleno soberanista antes del 9-N

Ara: El geriàtric es va construir fa 11 anys en una zona inundable

El Periódico: El asilo de Agramunt no podría construirse ahora

El Punt Avui: La majoria no s'arronsa

La Vanguardia: Forcadell impone su plan y lleva la ruptura al pleno

Cinco Días: Botín se vuelca en la pyme

El Economista: La rentabilidad de los depósitos cae a mínimos, hasta el 0,4%

Expansión: Santander se lanza a captar pymes con su cuenta 1, 2, 3

 

Hechos consumados. Carme Forcadell no está para mandangas ni reglamentos, de modo que el Parlament de Catalunya se ha convertido en una sección de la Asamblea Nacional Catalana, la sectorial institucional del grupo, la sede bis de la colla cebolluda. ¿Reglamento? Eso es para el fútbol. En los aledaños del zoo, la fiera es ella. En el ABC, María Jesús Cañizares hilvana la crónica de la desobediencia, la desconexión y los cerros de Úbeda. Escribe: "Fiel a su propósito de impulsar la «república catalana», desleal con su compromiso de presidir un Parlamento «de todos», Carme Forcadell hizo caso omiso del reglamento del Parlamento y, tras convocar una Junta de Portavoces sin presencia del PP, acordó dar vía libre a la tramitación del pleno de aprobación de la declaración de ruptura pactada entre Junts pel Sí (JpS) y la CUP. Ante esta situación, PP, PSC y Ciudadanos presentarán hoy ante el Tribunal Constitucional un recurso de amparo contra la decisión de Forcadell de reunir a los portavoces sin que los populares hayan constituido su grupo parlamentario y contra la admisión de un acuerdo de desconexión. Aunque ha habido coordinación entre ellos, cada partido formalizará su propio escrito".

Sigue: "Las prisas de Forcadell vienen motivadas por la proximidad del pleno de investidura del presidente de la Generalitat, previsto para el lunes. La expresidenta de la Asamblea Nacional Catalana pretende que Artur Mas sea sometido a votación después de que se apruebe en la Cámara catalana esa declaración secesionista, a modo de guiño a la CUP que, semanas atrás, exigió al líder de CDC que rompiera con el Estado español como requisito para ser investido. Aunque en JpS han sucumbido a las presiones de los antisistema, éstos se niegan a votar en favor de Mas, a quien identifican con el capitalismo, los recortes sociales y la corrupción".

La RazónPisoteo al reglamento, patada a las leyes, golpe a la Constitución, cachondeo soberanista y otra vez el Tribunal Constitucional en estado de máxima excitación, según la nota que firman en La Razón F. Velasco y M.Pardeiro: "El Tribunal Constitucional recibirá este mediodía tres recursos contra la iniciativa de Junts pel Sí y la CUP de aprobar una declaración institucional por parte del Parlament de Cataluña con la que se pretende iniciar los trámites de «desconexión» con España y, a la vez, se insta a desobedecer al Alto Tribunal en todas aquellas resoluciones que frenen esas pretensiones independentistas. Sin embargo, los tres recursos de PP, Ciudadanos y PSC tienen un punto en común y con idénticos argumentos: solicitar la anulación de la Junta de Portavoces celebrada ayer en el Parlamento de Cataluña sin que se hubiese constituido el Grupo Parlamentario Popular. El resto se refiere a la tramitación acordada para debatir la citada propuesta que, aunque no se ha concretado todavía, se fijará con toda seguridad para la próxima semana".

Más: "La clave es la decisión de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, de reunir a la Junta de Portavoces para decidir la tramitación de la iniciativa de JxSí y la CUP sin que se hubiese constituido el Grupo Parlamentario Popular, pese a estar en plazo para ello, ya que tiene hasta el día 6 para formalizarlo y designar su portavoz. Sobre esta cuestión, fuentes cercanas al Tribunal Constitucional señalaron que lo «ideal y deseable» sería que se resolviese antes de la celebración del pleno que debatirá la citada iniciativa independentista, que tendrá lugar la próxima semana (muy probablemente, el lunes). Y ello porque, añaden al respecto, si se estimase una vez que hubiese tenido lugar la sesión plenaria para debatir tal iniciativa «perdería todo su efecto», pues la resolución ya se habría acordado, aunque pudiese, en su caso, decretar la nulidad de todos los actos sobrevenidos como consecuencia de la decisión de la Junta de Portavoces".

Un carajal judicial que no será la única vía para hacer frente a la cámara insurrecta. Rajoy se ha despertado de su letargo, ha abierto los ojos como platos y emite un gruñido que Carlos Segovia en El Mundo El Mundotraduce así: "El desafío secesionista en Cataluña ha provocado un cambio de actitud en el Gobierno con un arma de presión crucial: la financiación de la Generalitat. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha decidido centralizar todas las decisiones financieras que afecten a la comunidad autónoma, justo en el momento de mayor tensión política entre las instituciones catalanas y el Estado. El presidente del Gobierno ha asumido así el control de los pasos a seguir en las nuevas transferencias de fondos a Cataluña, según desveló ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Además, por primera vez desde que el actual Gobierno creó los llamados Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y Mecanismo de Pago a Proveedores, el ministro amenazó a la Generalitat con restringir el apoyo financiero, advirtiendo veladamente de que el Gobierno se replantea su uso tras la iniciativa de Junts pel Sí y la CUP".

Sigue la información: "Hasta ahora los servicios públicos de Cataluña y otras partes de España en esta crisis fiscal no se han podido financiar sin el Estado, que está precisamente para eso, para financiar los servicios públicos; lo que no está para financiar son las veleidades independentistas de ningún gobierno de autonomía o de cualquier otra administración de España”, declaró ayer el ministro de Hacienda. Fuentes gubernamentales señalaron a El Mundo que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, está trabajando en los últimos días en un replanteamiento del FLA para garantizar que la financiación que recibe a interés cero la Generalitat vaya destinada exclusivamente a los servicios públicos y no a otros apartados. «Aún no hay ninguna fórmula definida, se está trabajando en ello», señalaron estas fuentes". 

Más carbón, que no pare la máquina: "Cataluña ha recibido préstamos del FLA y de pago a proveedores superiores a los 37.000 millones desde 2012 y la Generalitat ha reclamado ahora 2.300 millones adicionales con urgencia ante la imposibilidad de pagar a, entre otros, las farmacias catalanas. Tal y como publicó este diario el pasado lunes, estos 2.300 millones equivalen al 33% de los 7.000 millones que el Gobierno de Rajoy tiene previsto repartir antes del final de la legislatura entre todas las comunidades autónomas en concepto de remanente del FLA. (...) Las amenazas del Gobierno provocaron ayer protestas por parte del Govern. «No podemos tolerar más amenazas», afirmó la vicepresidenta, Neus Munté. «El FLA no es un favor ni un regalo, sino todo lo contrario, es una manera a veces humillante y con cuentagotas y retraso con la que el Gobierno devuelve los impuestos de los catalanes», señaló. En su opinión, «el FLA no puede estar sometido al cumplimiento de las leyes», aunque, según quiso aclarar, «el Govern no está incumpliendo leyes ni nada»".

¿Cuántas veces se le habrá dicho a Rajoy desde su propio partido en Cataluña que la Generalitat se gastaba el FLA en montar manifas y en atizar el discurso del odio? Y siempre replicaba lo mismo, que no podía penalizar a los ciudadanos catalanes. El referente del gallego en Cataluña era Duran Lleida, que aplacaba los ánimos de tirios y troyanos madrileños con el cuento de que el palo de Mas no era la independencia, sino acabar negociando. Fuegos de artificio, decía don Josep. Pues me quedo más tranquilo, respondía don Mariano. Y mientras, las farmacias a dos velas, plantas de hospital cerradas, escuelas barracón, servicios recortados, etc, etc, in, inde, independència.

El caso es que se mienten entre ellos, se hacen trampas al solitario y escupen migas y gargajos porque hablan con la boca llena de secas, ajos, chalotas y mondongo de puerco. Ignacio Martín Blanco relata una entretenida cena con Jordi Sànchez y Mascarell en la que el primero puso las cartas boca arriba. Van de farol, concluye el autor del artículo, pero han llegado demasiado lejos. Martín Blanco tira de la manta: "Estoy seguro de que muchos de mis conciudadanos, preocupados por el cariz que están tomando los acontecimientos en Cataluña, se hacen estos días esa clase de preguntas. De ahí que haya tomado la decisión de revelar un episodio que tuvo lugar pocos días después de las elecciones del 27S, concretamente la noche del 5 de octubre, cuando compartí mesa y mantel con el actual presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez. El resto de los comensales eran empresarios, académicos, algún que otro periodista e incluso un político: el consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell. En total, 16 personas".

Continúa: "En principio mi intención era mantener el compromiso de confidencialidad sobre lo que allí se dijo, compromiso verbal que sobre todo debía servir para que el invitado principal, Sánchez, pudiera hablar sin tapujos sobre la situación política de Cataluña tras el 27S. Sin embargo, dijo algunas cosas que, aunque ya entonces me parecieron inadmisibles, hoy cobran todo el sentido a la luz de lo sucedido la semana pasada en el Parlament, por lo que me siento en la obligación moral de reproducirlas. Creo que el interés general debe estar por encima de los compromisos individuales. No en vano lo que dijo Sánchez da la medida exacta de la deslealtad para con la sociedad catalana con que los líderes independentistas vienen conduciéndose últimamente. ¿Por qué habría yo de guardar lealtad a quien se comporta de manera tan desleal con sus conciudadanos? Hablo de quien en privado dice cosas radicalmente distintas de las que dice en público, alimentando ilusiones vanas que solo pueden generar frustración. Su doble lenguaje me parece inaceptable cuando está en juego la convivencia entre los catalanes, y entre estos y el resto de los españoles. Veamos qué es eso tan alarmante a mi juicio que dijo el presidente de la ANC. (...) A pesar de que Junts pel Sí no alcanzó la mayoría absoluta en escaños, Sánchez dijo estar satisfecho con los resultados: “Si llegamos a obtener la mayoría absoluta, no quiero ni imaginarme la presión que la CUP, que no tendría la fuerza que tiene ahora, nos estaría metiendo para que diéramos pasos irreversibles hacia la independencia. Es mejor así”. Es decir, que si Junts pel Sí llega a obtener la mayoría necesaria para formar Gobierno sin necesidad de recabar el apoyo de la CUP, tendría un problema aún más gordo que el que tiene ahora, porque entonces estarían fatalmente obligados a cumplir su programa electoral y no podrían escudarse en la formación antisistema para justificar sus propios desafueros. Legalidad aparte, se trata de una tomadura de pelo a los votantes de Junts pel Sí, muchos de ellos persuadidos de que la secesión estaba a la vuelta de la esquina del 27-S. Con todo, eso no fue lo más preocupante que dijo Sánchez aquella noche. El líder independentista asumió abiertamente que el resultado del 27-S no legitima a los partidos separatistas para declarar la independencia, en contra de lo que el resto de los líderes independentistas y el propio Sánchez defienden públicamente. Se refirió, concretamente, al hecho de que no alcanzaran ni siquiera la mitad de los votos y reconoció que “fuera de España nadie entendería” que, así las cosas, se proclamase la independencia desde el Parlament. “Hay que reconocer que eso es muy difícil que alguien te lo compre fuera de aquí”, concluyó. No estaría mal que Sánchez y compañía empezaran por reconocer todo eso ante los ciudadanos de Cataluña, empezando por sus propios votantes".

Carme Riera ha obtenido el Premio Nacional de las Letras. La entradilla es de Sergi Doria en ABC: "Carmen Balcells se lo advirtió: cuando muriera haría milagros desde el otro mundo: «Y aquí tenemos el Planeta a Giménez-Bartlett y el Nacional de las Letras a mí: ¡Es un milagro!». Carme Riera agradece con humor el premio Nacional de las Letras a su trayectoria literaria. «Y estoy más contenta todavía porque coincide con el 40 aniversario de mi primer libro de cuentos, “Te deix, amor, la mar com a penyora”», añade. Corría el año 1975 cuando una mallorquina tan joven y atractiva como desconocida dio a la imprenta su título más querido de la treintena que lleva publicados. Cuando apareció la primera crítica, seis meses después, ya iba por la segunda edición. La escritora había crecido en una casa bien surtida de libros de la Palma burguesa donde descubrió a Rubén Darío. Tuvo también buenos maestros: Martín de Riquer y Blecua". Riera, por cierto, está que trina con lo de Mas. Sostiene que tanto disparate no colaría en una novela.

4 de noviembre, santoral: Carlos Borromeo, Hermas de Licia, Agrícola de Bolonia, Amancio de Rodez, Modesta de Tréveris y Nicandro de Mira.