Mas considera las condiciones para recibir el FLA como un "castigo"

Acusa al Gobierno de "deslealtad"

2 min
El presidente del Gobierno catalán en funciones, Artur Mas, en la escalinata del Parlament
Redaccion
Sábado, 21.11.2015 10:22

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha afirmado que las condiciones "específicas" que el Gobierno ha anunciado que impondrá a la Generalitat para recibir transferencias del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) son un "castigo" a Catalunya. Se nos castiga por votar como votamos", ha afirmado, en referencia a la victoria en escaños del independentismo en las elecciones del 27S.

Mas ha opinado que las condiciones para recibir el FLA representan "una discriminación muy grande, una deslealtad total y una intolerancia absoluta" hacia el territorio que más esfuerzos ha hecho para salir de la crisis, según informa la Generalitat en un comunicado.

"Hemos hecho los deberes"

"Los que obligadamente y de manera impuesta hemos aplicado medidas de austeridad nos lo hemos tomado seriamente, hemos hechos los deberes y representamos la primera economía productiva del Estado, somos los que estamos en un nivel de exigencia/discriminación más grande por parte del Estado", ha lamentado Mas.

El presidente de la Generalitat y de CDC también se ha referido al posicionamiento del Círculo de Economía, que ha reclamado nuevas elecciones en Cataluña. Mas ha afirmado que a los políticos siempre se les ha pedido diálogo, negociación y pacto, y que cuando lo están haciendo "hay mucha inquietud".

Las negociaciones con la CUP

"Los acuerdos que se irán haciendo no tienen que espantar porque el grueso de la sociedad catalana no quiere que se haga de cualquier manera", ha afirmado el presidente de la Generalitat, en referencia a las negociaciones con la CUP para la investidura.

Mas también ha sostenido que el diálogo, la negociación y el pacto con el Gobierno central son "imposible con el Gobierno español, al menos ahora mismo", y ha lamentado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le haya obviado en sus conversaciones con líderes políticos españoles sobre la amenaza del terrorismo yihadista.

Comentar