Tres yihadistas detenidos en Barcelona y Granollers

Los dos hombres y la mujer arrestados están implicados en una red de captación y reclutamiento de terroristas de Estado Islámico

2 min
Agentes de la Guardia Civil durante el registro en el domicilio de la calle Marina de Barcelona
Redacción
Sábado, 28.11.2015 08:42

Nuevo golpe al Estado Islámico en España. La Guardia Civil ha detenido esta madrugada en las localidades catalanas de Barcelona y Granollers a tres miembros de una “red de captación y envío de personas para su incorporación a la organización terrorista Daesh”, según el comunicado del Ministerio del Interior.

Se trata de dos hombres de 32 y 42 años que compartían vivienda en la calle Marina de Barcelona. Naturales de Tánger (Marruecos), usaban redes sociales y plataformas virtuales para “difundir el ideario extremista del Daesh y a captar adeptos para enviarlos a zona de conflicto”.

Maleta preparada para ir a Afganistán

La tercera arrestada es una de tan sólo 24 años y natural de la ciudad de Granollers. Interior afirma que habría experimentado un “proceso de radicalización” por el que finalmente habría llegado a "compartir completamente la estrategia de los grupos terroristas extremistas a los que pretendía unirse en un inminente desplazamiento". Tenía la maleta preparada para desplazarse a Afganistán.

Fernández Díaz ha detallado que también hay otras cuatro personas que han sido interrogados por su presunta implicación en la red de captación.  

Dirección de la operación

La operación ha estado dirigida por el Juzgado Central de Instrucción 6 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Han participado diferentes unidades de la Guardia Civil en Cataluña en colaboración con la Comandancia de Barcelona.

El Ministerio afirma que la investigación sigue abierta para “esclarecer por completo la estructura de esta red”. Es la segunda detención que se realiza en España de miembros relacionados con el Daesh tras los atentados de París (Francia). Hace cinco días se detuvo a un yihadista que intentaba reclutar a nuevos combatientes desde la prisión de Segovia (Castilla y León).