Un matrimonio de tres mujeres escandaliza Río

Una empresaria, una dentista y una directiva han reflejado su unión en un acta notarial antes de ir a buscar descendencia

4 min
Fernanda de Freitas es la notaria que ha levantado acta de la relación entre las tres mujeres.
Redacción
Martes, 3.11.2015 12:43

La mayor tiene 34 años, es gerente administrativa y muy delgada. Tiene una larga cabellera negra y es la única de las tres que lleva faldas. La más alta tiene 32 años y es dentista. También de pelo largo y oscuro, viste una blusa blanca y jeans. La tercera, igualmente de 32, trabaja en su propia empresa de fotografía y video. Es más baja, lleva el cabello hasta los hombros y ropa oscura.

No son tres amigas, sino una familia. Están casadas y quieren tener un hijo. Su vida en común y sus proyectos han levantado una enorme polémica en Brasil, y en especial en Río de Janeiro, donde viven.

Ante notario

En base a un pronunciamiento del Tribunal Supremo brasileño de 2011 en torno a las parejas homosexuales, estas tres mujeres plasmaron el mes pasado su relación de tres años en un acta notarial, la primera de esas características que se conoce en el país.

Brasil carece de una ley que habilite el matrimonio gay, como ocurre en Argentina o Uruguay, pero ése y otro fallo de la justicia en 2013 allanaron el camino para celebrar bodas homosexuales a través de notarios públicos. En 2012, un hombre y dos mujeres que vivían juntos declararon oficialmente su relación en Tupá, interior del Estado de Sao Paulo.

Derechos conyugales

Ahora, este trío de mujeres en Río causa sorpresa y un debate sobre el valor de su escritura: algunos sostienen que es nula, pero ellas y quienes las respaldan dicen que servirá para que les reconozcan derechos de cónyuges. "Estamos haciendo algo histórico, sentando un precedente", ha manifestado la mayor de ellas ante la prensa.

No quieren dar sus nombres ni se dejan fotografiar para evitar que el asunto afecte a sus trabajos y a su vida diaria.

De hecho, los familiares de la dentista y la gerente ignoran que viven en un trío amoroso; sólo saben que cada una tiene una relación estable con la empresaria. Pero esta última cuenta que su madre sí se enteró y su respuesta fue una petición: "Quiero un nieto".

Un embarazo y tres lactantes

Han resuelto que la empresaria quedará embarazada por inseminación artificial, por ser la que tiene "el mayor deseo" de ser madre. "Ya estoy buscando para el año que viene", revela. Las otras dos acotan que también pretenden hacerse un tratamiento para poder amamantar al bebé.

Pero la batalla más importante que tendrán será para conseguir registrar a ese hijo a nombre de las tres. "Ellas ya formaron una familia y quieren ser reconocidas", asegura Fernanda de Freitas Leitao, la notaria y abogada que registró su unión.

El papeleo

Agrega que el documento encaja en los fundamentos del Supremo para aceptar uniones de parejas homosexuales y permitirá el registro multiparental de un hijo del trío o establecer su régimen patrimonial. Pero reconoce que deberán pelear judicialmente para que les reconozcan derechos relacionados al plan de salud, Seguridad Social y declaración de renta.

Marta Bastos

Marta Bastos, la abogada del trío, sostiene que mediante la escrituración buscaron asegurar "los mismos derechos disponibles para los casamientos entre dos personas". "Ellas crearon un precedente para un tipo de relación de amor y casamiento ya existente y que precisa ser aceptado socialmente como un núcleo familiar", afirma. Otros juristas rechazan estos argumentos.

La oposición

Regina Beatriz Tavares, abogada y presidenta de la Asociación de Derecho de Familia y las Sucesiones, sostiene que constitucionalmente sólo dos personas pueden casarse o tener una unión estable en Brasil. Las tres mujeres "no están casadas, esa escritura es nula e inválida", afirma. También niega que puedan realizar el registro multiparental de un hijo.

Por otra parte, grupos conservadores intentan minar el reconocimiento a la unión civil incluso entre parejas homosexuales. Un polémico proyecto de ley que analiza el Congreso brasileño define a la "familia" como una unión estable entre un hombre y una mujer.

Arraigo social

Pero las relaciones poliamorosas están lejos de ser una novedad en Brasil, donde en 1966 se publicó la novela Doña Flor y sus dos maridos, del conocido escritor Jorge Amado. El tema fue tratado recientemente en la telenovela Imperio de la TV Globo y en la serie documental Amores libres, mientras en las redes sociales se organizan encuentros de poliamor.

El trío de mujeres en Río sostiene que la relación se dio naturalmente: la empresaria y la gerente llevaban años viviendo juntas cuando conocieron a la dentista por puro azar, a través de un grupo de fans de Madonna en internet.

"Al principio (la convivencia de a tres) dio un poquito de problemas", cuenta la empresaria. "Hubo celos, pero fue más por la adaptación". 

Comentar