Una filtración arruina la primera operación contra el 'top manta' portuario

Guardia Urbana, Mossos y Policía Portuaria montan un gran operativo contra la venta ilegal, pero no encuentran a ningún vendedor

3 min
Este es el aspecto habitual de la zona donde hoy los tres cuerpos de policia no han encontrado ni un sólo mantero.
Redacción
Lunes, 9.11.2015 16:22

La operación policial conjunta en el Puerto de Barcelona de la Guardia Urbana, Mossos d'Esquadra y Policía Portuaria para intervenir contra la venta ambulante ilegal se mantendrá de forma "indefinida", con un número variante de efectivos, y se irá valorando los próximos días según las circunstancias, según ha explicado el comisionado de Seguridad de Barcelona, Amadeu Rercasens.

Sin embargo, su primer día ha sido un absoluto fracaso debido a la filtración del operativo: no había ni un solo vendedor.

Sin incautaciones

En opinión de Recasens, la operación "ha salido bastante bien y no ha habido ninguna incidencia en toda la mañana" de hoy lunes, durante la que tampoco se han producido incautaciones debido a la falta de presencia de venta ilegal, aunque no ha descartado que se hagan si se da la situación.

El Ayuntamiento de Barcelona ha trabajado durante las últimas semanas en coordinar el operativo, en respuesta al incremento de top manta en el puerto, una zona con un estatuto especial en la que este año se han hecho 611 intervenciones policiales, y ahora "requería la presencia de los Mossos", que no formaban parte del convenio existente entre los cuerpos urbano y portuario.

Recasens ha admitido la posibilidad de que haya habido una filtración acerca del operativo policial, porque no ha habido presencia de manteros a diferencia de otros días, pero ha asegurado que no se ha hecho desde la Guardia Urbana.

Crítica cerrada desde la oposición

En opinión del portavoz de CiU en el ayuntamiento, Joaquim Forn (CDC), la operación policial se ha hecho cinco meses tarde, lo que ha provocado "un efecto llamada" que ha reunido más de 500 manteros. El el operativo requería "pocos días de preparación", en lugar de semanas.

A las críticas de retraso se ha sumado el líder del PP, Alberto Fernández, que ha añadido que ha habido "un chivatazo policial a los manteros que ha imposibilitado la eficacia del dispositivo".

Acusaciones de improvisación

El portavoz de C's, Paco Sierra, también se ha referido a las filtraciones, porque no ha habido ningún vendedor donde cada día hay decenas, y ha criticado al Gobierno municipal por "improvisar" y abordar el problema solo desde la vertiente social, siendo incapaz de dialogar con la Guardia Urbana, ha observado.

El líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, ha calificado de incompetente el Ejecutivo de Ada Colau ante "un problema que se le ha escapado de las manos", y ha apuntado que a pesar de que el PSC está de acuerdo con la actuación policial, aún está pendiente afrontar la parte de las políticas sociales y la reinserción del colectivo, con lo que el ayuntamiento debería ser más eficaz, en su opinión.