El 'historiador' Toni Soler

5 min
Viernes, 22.04.2016 00:00

Cuando leía la noticia sobre que Toni Soler "utiliza a estudiantes para hacer 'Polònia' sin pagar ni un euro", me he entretenido en mirar su historia. Algo había leido, pero la verdad nunca me interesó mucho el personaje. Ciertamente, hace años, veía 'Polònia', pero el humor gastado, podríamos decir 'ligeramente partidista', me obligó, moralmente claro, a dejar de verlo hace mucho tiempo.

Sería impensable que todo un comisario oficial del acontecimiento histórico 'más importante' de Cataluña fuera un bachiller

Por suerte, en esta Cataluña tan curiosa hay infinidad de referencias en la red al escritor, periodista e historiador nacido en Figueres. Pero entre todas una me pareció sorprendente. Según indica la Wikipedia en catalán --supongo que se trata de un error de algún malévolo colaborador-- el joven Toni, al estilo del conocido 'filólogo' Puigdemont, no terminó su carrera de Historia. Digo error porque sería impensable que todo un comisario oficial del acontecimiento histórico 'más importante' de Cataluña fuera un bachiller.

Sería, además, extraño porque cualquier biografía del personaje incluye su faceta de historiador como carta de presentación. También sus libros de historia catalana 'bien documentados' (lo de las comillas, por si alguien no lo entiende, es pura ironía) perfilan al autor como historiador. Siendo así citado por la Casa del Libro y La Vanguardia, entre otras, respetables, o no, publicaciones. Confirmo, pues, que la Wikipedia debe equivocarse. En un país como Cataluña podemos soportar un presidente filólogo con título de bachiller. Incluso una vicepresidenta psicóloga sin licenciatura (hasta que luego como vicepresidenta sí se sacó el título olvidado del CV). Pero jamás soportaríamos la humillación de un comisario sobre la historia de Cataluña no historiador. No en vano hasta el 'ministro de Economía', Oriol Junqueras, es historiador.

Despejado, pues, ese error banal de la red imaginamos que Toni Soler también acabó sus estudios de Ciencias de la Información o Periodismo. No en vano en sus inicios fue redactor del diario Avui --les suena la historia del 'licenciado en filología' que también era 'periodista' en el diario Avui--. Más tarde estuvo en el diario El Observador, aquel impulsado --¡Oh casualidad!-- por Lluís Prenafeta. Ya saben, aquella mano derecha de Jordi Pujol detenida hace unos años por el 'caso Pretoria'. Años más tarde, ya con dinero, entró como impulsor, claro ya no era redactor, en el diario Ara. Imaginamos en sus inicios al joven Soler de becario en Avui mientras estudiaba la carrera de periodismo. Porque es obvio que en cualquier diario, para iniciarse en el trabajo de redactor, primero hace de becario. Luego, el título de periodismo. Pues Toni es ya doblemente licenciado.

Con el humor que se gasta Toni Soler quizás podría refundar La Trinca. Si fuéramos Eduardo Inda, que tiene más sentido del humor, diríamos el trío 'el trinco', junto a Moliner y Puigdemont

Sobre el trabajo de escritor, qué vamos a explicar. Año tras año muchos presentadores mediáticos de programas de TV3 dan el salto a la escritura. Aunque, no sufran, sus obras, sus derechos intelectuales no están a la venta en ferias como Frankfurt o Londres. Son de consumo puramente interno. Un nivel, claro, inferior a Empar Moliner, curiosamente otra bachiller aunque con formación de baile, cabaretera --no como desprecio sino explicado por ella--. La chica, alias la 'quemaconstituciones', también con estudios universitarios --periodismo-- sin acabar. Es cierto que, al menos, tiene diversos premios --ciertamente también de consumo interno-- útiles para ese circuito catalán vital: Ara, TV3 y/o Catalunya Ràdio. Ya ven, hay niveles de escritores dentro del submundo de los circuitos catalanes subvencionados de escritura.

Tres personajes con similitudes: Puigdemont, Moliner y Soler. Realmente con el humor que se gasta Toni Soler quizás podría refundar La Trinca. Si fuéramos Eduardo Inda, que tiene más sentido del humor, diríamos el trío 'el trinco'. Porque la verdad es que todos han bebido en los mismos vasos comunicantes. Esos curiosamente trufados con dinero público. Eso sí, algunos han desplegado más 'capacidades'. Otros, menos.

Pero está claro dónde está la clave de los ingresos millonarios de Toni. Sólo en TV3, más de 3 millones anuales. Alrededor de 30 veces por encima de los 'miserables' 50.000 y 120.000 euros de Moliner y Puigdemont. La clave es sencilla: Toni Soler tiene sus estudios universitarios acabados. Claro, Toni Soler es 'historiador', licenciado en Historia. Por lo leído también es licenciado en periodismo. Y luego dirán que no vale la pena estudiar. Ya ven, lo normal. Con dos licenciaturas, en nuestra Cataluña, un tipo como Toni Soler saca fácil sus tres millones al año. Suerte de su doble licenciatura, porque si no las tuviera... sería otro bachiller. Y en estos tiempos es difícil colocarlo con ese salario.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric
Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.